EFEValència

La portavoz adjunta del PP en Les Corts Valencianes Elena Bastidas ha denunciado que la gestión de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, "no sale de los tribunales" y "complica la atención social de los más vulnerables cuando más lo necesitan".

Bastidas se ha referido en un comunicado a la anulación, por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), de parte del decreto de la dependencia.

"El TSJCV vuelve a darle un toque de atención a Oltra por precarizar la dependencia en la Comunitat", ha destacado Bastidas, para quien el papel de Oltra al frente de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas "se resumen en las tres 'erres': recortes, retrasos y rebajas".

Ha señalado que la gestión de la vicepresidenta "choca con la realidad, con el bienestar y, sobre todo, con la Justicia", y suma "un nuevo frente judicial".

"¿Qué más tiene que pasar para que el president de la Generalitat, Ximo Puig, le quite las competencias, y las personas con menos recursos de la Comunitat o más vulnerables puedan estar bien atendidas?", ha preguntado la diputada popular.

Bastidas ha acusado a Oltra de haber sacado la gestión de la dependencia de la Generalitat y habérsela traspasado a las familias, y ha señalado que, según datos oficiales, casi el 60 % (59.337) corresponde a cuidadores familiares.

"El TSJCV ha tenido que decirle a Oltra que deje de precarizar la dependencia en la Comunitat Valenciana", ha manifestado Bastidas, quien ha acusado a la vicepresidenta de buscar "el ahorro, no la atención, ya que con estos cuidadores, su Conselleria se ahorra el 66 % del gasto derivado de la labor de los profesionales".

La portavoz popular ha asegurado que si se apostara por la profesionalización del sector "supondría la creación de 30.000 puestos de trabajo que reducirían las listas de espera".

En este sentido, ha señalado que la Comunitat Valenciana es la autonomía con mayor número de familiares cuidadores, el doble que la media nacional y 30 puntos por encima, y cada día que pasa la dependencia "sigue en caída libre".

Además, ha recordado que, según los datos del Imserso, la valenciana es una de las comunidades que menos invierte por persona dependiente, una inversión que ha caído casi en 800 euros desde que gobierna el Botànic.