EFEValència

El PP en Les Corts ha propuesto al resto de grupos parlamentarios sumarse a la iniciativa en favor de los "bous al carrer", que pide derogar la normativa del Consell de obligar a un segundo médico.

Según ha informado el PP en un comunicado, su grupo promoverá además una reunión para trabajar juntos en el mantenimiento de la fiesta, la tradición y hacerla "viable" a nivel legislativo.

Este ha sido uno de los compromisos del portavoz popular de cultura, Luis Martínez, con el presidente de la Federación de Asociaciones Taurinas de bous al carrer, Vicente Nogueroles, tras reunirse para abordar este tema.

Martínez ha señalado que su formación va a "buscar el mayor consenso posible para que el resto de grupos se sumen a la proposición no de ley presentada por el PP, la misma presentada en la anterior legislatura y que finalmente decayó".

El diputado popular ha anunciado asimismo que va a solicitar una próxima una reunión con el resto de grupos de la cámara para "sentarnos y favorecer la aprobación de una iniciativa que derogue definitiva la norma del Consell".

Martínez considera "muy importante" que "se reconozca la fiesta de los bous al carrer a nivel institucional y se blinde su supervivencia a nivel legislativo".

"En estos días en que muchos pueblos celebran festejos con toros en la calle hay una gran incertidumbre en la calle sobre el futuro de unas fiestas muy arraigadas en nuestra tierra y no podemos permanecer de brazos cruzados", ha indicado.

A juicio del portavoz popular, "la fiesta no tiene colores políticos y entendemos que la propuesta reúne todos los requisitos para se vayan sumando los partidos políticos y sea aprobada en el inicio del curso parlamentario".

En la propuesta se solicita eliminar la exigencia del segundo médico en las fiestas de los "bous al carrer" en los municipios de la Comunitat Valenciana, que entra en vigor a partir del 1 de enero de 2020.

Según Martínez, "se trata de atender la petición unánime de aficionados, entidades, organizadores y municipios para proteger" estos festejos.

Ha recordado además que la mitad de los espectáculos taurinos de España se celebran en la Comunitat, "unos 10.000 espectáculos al año en 250 municipios", que suponen una inversión de 36 millones de euros, 14 millones de los cuales se dedican a los servicios médicos.

"Si los grupos no nos ponemos de acuerdo para sacar adelante esta iniciativa, la fiesta de los bous al carrer estará en peligro, sobre todo en los municipios más pequeños, al ser inviable por el aumento de los gastos provocados por la obligatoriedad del segundo médico", ha concluido.