EFEValència

La portavoz de Educación del PP en Les Corts, Beatriz Gascó, ha afirmado este miércoles que "prohibir a las enfermeras acceder a los colegios es una nueva cacicada" del president de la Generalitat, Ximo Puig.

Gascó ha afirmado en un comunicado que la Conselleria de Educación ha hecho una "prohibición expresa" de acceder a los colegios a las enfermeras escolares contratadas por diferentes ayuntamientos para prestar sus servicios.

La diputada ha exigido "una rectificación inmediata" por parte de Educación, con una instrucción que desdiga las órdenes del director territorial en las que afirma "expresamente que las enfermeras pueden ser quienes contagien".

A su juicio, es "una temeridad" responsabilizar al colectivo de enfermería de posibles contagios en los centros escolares, como hace Educación”.

Para la diputada popular, es "lamentable que desde el Consell no duden mentir", cuando tienen la prueba, y ha acusado al Gobierno valenciano de hacer "de la mentira una herramienta habitual para tapar sus vergüenzas".

"Si tanto problema hay, que dicten nuevas instrucciones e implanten la enfermería escolar de una vez", ha afirmado la diputada popular, para quien la enfermería escolar es "un modelo útil para prevenir la covid, algo necesario y que debería ser prioritario".

Para Gascó, "que no quieran invertir y ponerlo en marcha es un atraso, pero que encima boicoteen a los ayuntamientos que lo facilitan es vergonzoso, en un ataque evidente a los municipios", que son válidos para limpiar los centros, construir colegios o rastrear los brotes, pero no para hacer PCR o contratar enfermeros.

Según ha señalado, la comunidad educativa está "harta de tanta improvisación y confusión en Educación", y ha alertado de que empiezan a darse casos positivos "en muchos centros y hay muchas dudas entre los equipos docentes a los que la Conselleria no da ninguna respuesta".

Ha insistido en que la presencia de un profesional de la salud en el centro resolvería muchas cuestiones, y ha recordado que desde el mes de abril piden test masivos y periódicos y la presencia de la enfermería escolar.

"En lugar de dar soluciones, herramientas y seguridad se dedican a prohibir e intentar obstaculizar la labor de aquellos que intentan poner soluciones", ha lamentado.

Para Gascó, el conseller Vicent Marzà y Puig "parecen dos pirómanos que, en lugar de facilitar medios para evitar el fuego, limitan los medios para apagarlo y abandonan a su suerte a los docentes".

Finalmente, ha asegurado que hay "falta de previsión, desajustes, mentiras, decisiones unilaterales, ausencia de test y se sigue sin garantizar la seguridad de los docentes ni se dan instrucciones claras".