EFEAlicante

El equipo de gobierno en la Diputación de Alicante, formado por PP y Ciudadanos (Cs), ha consensuado un borrador de presupuestos para 2020, que se trasladará el próximo viernes a la oposición para tratar de buscar "el mayor acuerdo posible".

Así lo ha anunciado hoy en una entrevista en la Cadena Ser el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, quien ha señalado que este borrador de las cuentas de 2020 ha sido "cerrado" gracias "al esfuerzo" de los dieciséis miembros del equipo de gobierno, los catorce populares y los dos de Cs.

Ha indicado que cada uno de los diputados provinciales en el gobierno "ha luchado" por el departamento que gestiona más allá de "los colores políticos" y ha puesto como ejemplo que él mismo se ha esforzado a favor de los intereses del área de Turismo, materia que dirige, sobre lo que ha dicho que la partida quedará "estabilizada" con respecto a 2019.

Ha puesto de manifiesto que el montante global del presupuesto de la institución provincial desciende ligeramente debido a que llegará un millón menos de euros del Estado y también porque "tener el dinero en los bancos penaliza" con otro millón más.

"Tenemos un poco menos que repartir pero vamos a priorizar lo verdaderamente importante", ha recalcado Mazón, que ha evitado profundizar a la espera de que, el próximo viernes, su compañero Eduardo Dolón anuncie públicamente las líneas generales y traslade el contenido a la oposición, el PSPV-PSOE y Compromís.

Mazón ha sostenido que la premura en dar el proyecto de las cuentas a la oposición hará que ésta vaya pueda contar este año con más tiempo que nunca para su estudio, y ha incidido en que esto se produce porque su deseo es alcanzar "el mayor acuerdo posible".

Sí ha avanzado que para la comarca de la Vega Baja se recogen "una serie de ayudas" aunque se sigue a la espera del decreto de subvenciones del Ministerio para saber qué cubre el Estado y qué no.

En todo caso, desde la Diputación tratarán de "reforzar donde no llegue el decreto del Gobierno", ha proseguido Mazón, que también ha adelantado que en las cuentas de 2020 se recoge la reapertura de las agencias comarcales, para las que se han incluido dotaciones "específicas" de personal y profesionales para "atender a los municipios más pequeños".

"No todo está en las nuevas tecnologías", ha opinado el presidente de la Diputación, para quien es importante "la cercanía con los pueblos pequeños".