EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha celebrado que la Unión Europea lidere "el sentido común" que, en estos momentos es, a su juicio, tratar de "liberalizar, como mínimo de una manera temporal, las licencias" de las vacunas contra la covid-19 para que "se pueda fabricar la máxima cantidad".

Puig se ha referido así, en declaraciones a los periodistas en los pasillos de Les Corts, a la resolución aprobada en el Parlamento Europeo de apoyo a la celebración en la Organización Mundial del Comercio de unas negociaciones con vistas a suspender temporalmente las patentes de las vacunas contra el coronavirus.

"Estamos ante la reafirmación del nuevo papel de Europa", ha afirmado Puig, quien ha agradecido las fugas de voto producidas entre los populares y los liberales, "que han hecho posible que finalmente se aprobara la resolución" en un votación "muy reñida".

Ha lamentado que haya eurodiputados valencianos que no hayan votado a favor de una cuestión que, según ha afirmado, "es de absoluta humanidad e inteligencia", en referencia a los populares Esteban González Pons o José Manuel García Margallo.

Puig ha asegurado que "si no hay una inmunización global, continuaremos teniendo nuevas variantes y problemas", y ha destacado que desde una mirada eurocentrista, se habla de la superación de la pandemia, pero la realidad es que en África hay "un repunte muy alto", en Latinoamérica "existe una situación muy grave", y "vemos lo que está pasando en La India".

"Europa está avanzando de una manera progresiva hacia un papel diferente al que tuvo después de la recesión económica y creo que ese es el camino", ha valorado Puig, quien ha recordado que "la pandemia es global y tiene que tener una respuesta global".

Por eso, ha dicho, "es fundamental" que Europa "lidere el sentido común, que es que en estos momentos habría que liberalizar, como mínimo de una manera temporal, las licencias para conseguir que se pueda fabricar la máxima cantidad posible de vacunas, porque así avanzaríamos de manera definitiva frente a la pandemia".

"Por principio, solidaridad y por una visión humanista", pero también "por conveniencia general", ha afirmado el president, quien ha agradecido "profundamente" a los eurodiputados que han roto la disciplina de voto y han apoyado la resolución, porque "han hecho posible que se avance en aquello que es un hecho de humanidad y de inteligencia".