EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, espera que el Gobierno autorice la movilidad entre provincias en la Comunitat Valenciana antes de que finalice la fase 2, pero en todo caso, el Consell lo autorizará en cuanto tenga la capacidad de decidir, previsiblemente en la fase 3.

Puig se ha referido así, a preguntas de los periodistas, durante su visita al almacén de material sanitario ubicado en Feria Valencia, donde se ha mostrado partidario también de que se permita la movilidad entre comunidades limítrofes que se encuentren en la misma fase.

Ha dicho entender que cuando empieza a haber rebrotes del coronavirus en algunas comunidades autónomas, como ha pasado últimamente, haya un "mayor conservadurismo" para no avanzar en la movilidad, pero también espera que la Comunitat pueda ser un todo y dejar de estar provincializada "lo más rápidamente posible".

Para el president, es importante que las personas puedan visitar a familiares o acudir a segundas residencias dentro del territorio autonómico, manteniendo siempre las prevenciones en materia de seguridad sanitaria.

En este sentido, espera que "lo más rápidamente posible", incluso dentro de esta fase 2, se pueda aliviar la situación, aunque ha dicho que aún no tienen respuesta por parte del Gobierno a esta cuestión.

Sobre el pase a la fase 3, Puig ha insistido en que asumen la desecalada "desde el rigor, la máxima seguridad y la prudencia", pues el activo más importante que tiene esta autonomía de cara a la reactivación es la seguridad sanitaria.

"No queremos retroceder, queremos que cada paso que demos sea con fortaleza", ha defendido el president, quien confía en tener una Comunitat "segura" que pueda albergar a todos los ciudadanos que puedan venir los próximos meses. EFE

ca/cbr

(foto) (vídeo)