EFEValència

El president de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha asegurado que el resultado de la victoria del PSOE en las elecciones de este domingo "no puede ser" de nuevo el bloqueo sino "buscar fórmulas" para que gobierne España el partido que las ha ganado.

Puig ha valorado así el resultado electoral y ha sostenido que el presidente en funciones y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, debe "dirigir el nuevo movimiento para formar un gobierno progresista" y que es la única opción con una "mirada abierta e inclusiva" sin dejar a nadie fuera, como según ha dicho pretende la extrema derecha.

"La consecuencia de esta victoria no puede ser como en el pasado el bloque, debe ser buscar fórmulas para que quien ha ganado las elecciones gobierne España", ha defendido y ha agradecido a Sánchez el "esfuerzo para visualizar claramente qué es lo que necesitaba España en estos momentos".

Ha admitido que, pese a la "gran victoria", hay un "un punto amargo", "un agujero negro": el ascenso de la extrema derecha y ha añadido: "Todas las ideas tienen cabida en nuestro país menos aquellas que quieren atentar contra los principios fundamentales de una sociedad democrática avanzada".

Puig ha hecho hincapié en que la sociedad "no está dispuesta a dar un paso atrás y todos los gritos de esta noche por parte de los fanáticos, tiene una respuesta, la tendrá ahora y siempre de la primera fuerza política de los valencianos, el Partido Socialista".

"No vamos a dejar pasar ningún tipo de retorno al peor de los pasados de este país. Tienen derecho a expresarse pero no a intentar acabar con los derechos de los demás. No lo vamos a consentir", ha sentenciado.

Según ha defendido, en la Comunitat "la mayoría no quiere saber nada del grito del fascismo, del neofranquismo", y ha sostenido que trabajarán por "aislar las ideas que hacen retroceder esta sociedad".

"A partir de ahora vamos a ayudar a que se constituya un gobierno que entienda la singularidad de la Comunitat Valenciana, que entienda que necesitamos una nueva financiación, inversiones justas, que entienda la igualdad entre españoles y que solo podemos vivir desde la convivencia y el diálogo y huyendo del fanatismo", ha apostillado.

Y "frente al fanatismo y el sectarismo", en la Comunitat Valenciana y en España, "está el Partido Socialista" y ha valorado que "juntos hay que hacer frente a los que quieren socavar los cimientos de la democracia".

El líder de los socialista valencianos ha asegurado que les habría gustado "ir más allá" pero ha indicado que el resultado es "considerable" y el PSOE y Sánchez "son los únicos que significan una mirada abierta, inclusiva, sin intentan que nadie se quede fuera de juego como pretende las derechas que lamentablemente, en España, están lideradas por la extrema derecha".

"Si Pedro Sánchez gobierna España, habrá un gobierno cómplice con la Comunitat Valenciana, no un gobierno que mire exclusivamente a la Comunitat pero que sí reconocerá la singularidad y la igualdad con el resto de los españoles", ha añadido.

Ha valorado el "comportamiento profundamente democrático" de los ciudadanos de la Comunitat Valenciana, una de las que más participación ha tenido, y ha incidido eso supone "un gran depósito de confianza y a la vez de responsabilidad".