EFEAlicante

El president de la Generalitat Valenciana, el socialista Ximo Puig, ha apostado por una reforma de la arquitectura institucional en dirección al federalismo para luchar de forma eficaz contra las dos "tentaciones" que acechan hoy al país: el secesionismo y el centralismo.

Así lo ha defendido el president valenciano en el acto solemne por el día de la Constitución celebrado en el teatro Principal de Alicante, donde ha sostenido que "España tiene ante sí un gran desafío territorial" que requiere de una "reflexión sosegada" para emprender una reforma "en sentido federal".

Se conseguiría, de esta forma, "unir desde la diversidad" y se lucharía frente a las dos "tentaciones" actuales, el "secesionismo y el centralismo", que ve igual de "perjudiciales".

Esta visión no ha sido compartida por el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, del PP, el único que no ha aplaudido la intervención del jefe del Consell e, incluso, al término del acto se ha acercado para trasladarle personalmente su "profunda discrepancia" y "malestar" por lo expresado hoy.

Para Mazón, plantear el Federalismo es una "ocurrencia" y una "irresponsabilidad" sobre todo porque estos días se negocia el Gobierno "con gente que no quiere la unidad de España", en referencia a ERC, y el Estado Federal supone "más barreras entre los españoles".

Para el popular, el día de la Constitución es momento de hablar de "lo que nos une" y de trabajar por que se cumpla la Carta Magna con una adecuada financiación, y no de "abrir brechas en el modelo de país y de nación".

Además del Federalismo, en su discurso Puig ha alabado la Constitución del 78 por "expresar mejor que nada aquello que somos" con "palabras bellas como derechos, libertad, igualdad y solidaridad" y "sin rastro de (los términos) odio, machismo o crispación".

"La Constitución es nuestro punto de encuentro, la consecuencia de una historia compartida y contada de forma veraz, y nos declara iguales ante la Ley", ha destacado el president.

También ha abogado por profundizar en el cumplimiento de la Constitución para que el Senado se convierta en una verdadera cámara territorial que impulse "las figuras federalizantes", al tiempo que ha calificado como "políticas de Estado" las actuaciones impulsadas desde las autonomías y ha reivindicado una financiación "justa".

Además de Puig y de Mazón, el pleno del Consell valenciano, la presidenta del Consejo de Estado y exvicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega, el jefe del cuartel general de Alta Disponibilidad, el teniente general Francisco José Gan Pampols, y el rector de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar, han asistido, entre otros muchos políticos y representantes de la sociedad civil, al acto por el día de la Carta Magna.

Puig ha entregado las distinciones por la Defensa de los Derechos y Libertades Constitucionales que, en su categoría de persona física, ha recaído en el catedrático de Derecho Penal ilicitano Tomás Vives Antón, exvicepresidente del Tribunal Constitucional, fiscal y uno de los promotores de la organización Justicia Democrática de jueces y fiscales, de oposición al Franquismo.

En un emotivo discurso de agradecimiento, Vives Antón ha recordado la etapa en Justicia Democrática cuando era un movimiento clandestino y ha defendido que "no hay más libertades democráticas que las que emanan de la Constitución" y ha añadido que entiende este premio no como un reconocimiento personal sino por haber formado parte de "un grupo de penalistas que defiende la libertad de todos".

Por su parte, José María Perea ha recogido el galardón a la entidad jurídica para el Archivo de la Democracia, creado en 2004 por la Universidad de Alicante (UA) y cuya misión es recoger los fondos documentales, escritos,sonoros y gráficos de personas y entidades destacadas del ámbito político, cultural y económico alicantino, en especial desde el final del Franquismo hasta la actualidad.

Perea ha detallado que el Archivo ha recibido más de 200 donaciones y cuenta con 650 cajas de archivos, 2.500 libros, 54.000 números de revistas de 1.130 títulos diferentes, 1.500 discos de vinilo y 40.000 fotografías, entre otros material.

Su web ha tenido 50.000 visitas en el último año y, según Perea, su contenido contribuye a mantener vivo lo ocurrido durante las cuatro décadas de la Democracia tanto para la sociedad en general como para los medios de comunicación y los científicos.