EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha pedido no hacer "un análisis catastrófico" del sistema de residencias para mayores, y ha dicho confiar en la gestión de las residencias hecha tanto desde la Conselleria que dirige Mónica Oltra, como desde las empresas y los profesionales.

En declaraciones en À Punt, Puig ha señalado que las residencias están siendo objeto de una gran preocupación por parte del Consell, y que en ellas se están desarrollando acciones de prevención con una "magnífica" respuesta por parte de todos los trabajadores y de las empresas que las gestionan.

Ha reconocido que en algún momento ha podido haber "alguna cosa que no ha sido correcta", y ha dicho que eso se verá y evaluará en el futuro, pero en estos momento ha pedido ser "muy responsables" y cree que no se puede hacer "un análisis catastrófico de todo lo que es el sistema".

Entiende que hay residencias donde, en un momento determinado, puede no haberse hecho todo lo que se debía, pero ha considerado que el conjunto del sistema residencial "es potente, digno y contribuye al bienestar de las personas".

En este sentido, ha dicho que confía "plenamente" en la gestión de la Conselleria y la vicepresidenta, Mónica Oltra, así como en los profesionales y las empresas, "que están dado lo mejor y haciendo un gran esfuerzo para atender a los mayores".

Puig también ha querido agradecer a los grupos parlamentarios sus sugerencias y planteamientos, pues, según ha dicho, "todos queremos una única cosa, y es acabar lo más pronto posible con esta pandemia, que está matando a valencianos y llevando a miles de valencianos a los hospitales".

Tras advertir de que nadie pensaba que esto podía adquirir esta dimensión, ha dicho "los reproches y consecuencias políticas se evaluarán en el momento que corresponda".