EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado este jueves sobre la cogobernanza en el Consell que "todo se puede mejorar" y ha hecho un llamamiento a "fortalecer un proyecto común" para hacer frente a la crisis sanitaria y económica actual de la que "hemos de salir juntos" y en la que "todo el mundo tiene un papel que aportar".

Puig ha hecho estas manifestaciones en la sesión de control de Les Corts Valencianes, en respuesta al síndic de Compromís, Fran Ferri, quien ha manifestado que hoy "es más importante que nunca tomar las mejores decisiones posibles con la cogobernanza, porque, como se demostró en 2015, gobernamos mejor cuando lo hacemos en equipo".

Ferri ha señalado que esta reflexión "no es individual ni un tema de una persona o una cuestión de diferentes personalidades", en referencia a las desavenencias manifestadas por la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, sino "la posición colectiva" de los diputados y consellers de Compromís y de los simpatizantes del Botànic. Y ha advertido: "o Botànic o abrir las puertas de la gobernabilidad al fascismo".

Este escenario "seria una catástrofe" ha asegurado Ferri para algunos colectivos por lo que "no es momento de abandonar lo que ha funcionado y la forma de hacer del Botànic" y ha reiterado la necesidad de "gobernar en equipo porque así lo haremos mejor".

Posteriormente, el president ha sentenciado en los pasillos de Les Corts preguntado sobre si esta situación afecta a la gobernabilidad: "en absoluto. Hay un Gobierno, y cada uno hace lo que tiene que hacer".

"Desde luego se pueden mejorar los mecanismos de relación, siempre se pueden mejorar, y los mejoraremos sin duda", ha afirmado Puig, quien interpelado sobre cuándo va a atender la petición de la vicepresidenta de reunirse ha afirmado: "mañana nos veremos en el Consell".

Durante la sesión de control, la síndica del PP, Isabel Bonig, ha pedido al president que muestre su "liderazgo" y "escuche" todas las propuestas de los grupos de la oposición para hacer frente a la situación generada por la pandemia, y al respecto ha presentado un borrador de un plan integral de diagnóstico previo de covid en las farmacias con test de antígenos.

Puig ha contestado que "no hay fórmulas mágicas" y que la Generalitat está trabajando con los expertos sanitarios en una estrategia que "no ha estado tan equivocada" como muestran los datos de la incidencia de la pandemia en nuestra autonomía, y ha asegurado que cualquier propuesta que sea "positiva" será aceptada.

Bonig también ha reprochado al president que "haya confundido el Palau de la Generalitat con un programa Erasmus", que vaya a destinar el próximo año 314 millones para el sector público o la subida del 2 % del salario a los altos cargos públicos.

La síndica del PP le ha instado a promover su "relevo" porque en estos momentos, ha advertido, "no nos podemos permitir el lujo de tener un presidente falto de credibilidad, de carisma y de liderazgo".

Puig le ha respondido que los valencianos "en estos momentos están de acuerdo" con la gestión del Consell y "eso es lo que le importa", y ha acusado al PP de divulgar "fake news" (noticias falsas) como que hay 11.000 trabajadores sanitarios menos que cuando gobernara el PP cuando la realidad es que hay "13.000 personas más trabajando".

El síndic de Ciudadanos, Toni Cantó, por su parte, ha advertido al líder del Consell que "no es el momento de subir impuestos" y que finalmente se haya plegado a las tesis de Compromís y Podem, a lo que Puig ha respondido que mantiene su compromiso de "no subir los impuestos a las clases medias y trabajadoras".

El grupo parlamentario de Vox ha acusado al president de gobernar "contra los intereses de los valencianos", con "las medidas más restrictivas de Europa frente a la pandemia, que no han servido para reducir los contagios".

Puig ha acusado a Vox de practicar un "populismo en vena" mostrando un paisaje "apocalíptico" muy alejado de la realidad y les ha instado a abandonar ese espacio "de confrontación permanente, que no va a ningún sitio".

Por último, la diputada de Unides Podem, Naiara Davó, ha preguntado al presidente sobre el plan de vacunación contra la covid-19 ante las reticencias y cuestionamientos que ha generado entre los ciudadanos.

Puig ha asegurado que estas vacunas son "seguras", avaladas por las agencias del medicamento europea y española, su distribución será gratuita y a la Comunitat llegarán un total de 400.000, que beneficiarán a 200.000 personas entre usuarios y trabajadores de residencias de ancianos, personal sociosanitario y personas vulnerables. Un primer plan de vacunación que esperan concluir en la primavera de 2021.