EFEValencia

El president de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha afirmado este domingo que le parece "muy bien" que haya diálogo entre los distintos presidentes autonómicos sobre la financiación, como ha propuesto el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, algo que según ha dicho no se puede ver como frentismo".

"Soy firmemente partidario siempre del diálogo, de todos los diálogos, del bilateral, del multilateral; solo a través del diálogo se hace una política positiva y se avanza en la sociedad", ha indicado el dirigente valenciano a su llegada a la última sesión del 40 Congreso del PSOE.

Puig ha señalado que hay muchos intereses comunes entre diferentes territorios que son cercanos, por lo que es "positivo" que haya encuentros entre presidentes autonómicos, "siempre pensando en la confianza federal, que es defender los intereses de cada territorio, entender y empatizar con los intereses de otros territorios y sobre todo pensar en el interés general".

A su juicio, "hay un buen principio de partida" en lo que ha acordado el cónclave socialista sobre la financiación autonómica, pues se está "avanzado en una solución que signifique suficiencia financiera para el Estado autonómico y por tanto el Estado de bienestar, y al mismo tiempo equidad, igualdad entre todos los españoles vivan donde vivan".

Puig ha admitido que la financiación es un asunto en el que se sabe que hay miradas territoriales diferentes, pero ha hecho hincapié en que hay una cuestión que une a los socialistas y es la igualdad", al tiempo que ha reivindicado que "igualdad y diversidad caminan juntas"

Ha insistido en que la financiación tiene que atender fundamentalmente a la prestación de servicios públicos, debe tener una mirada básica, que es la igualdad de derechos de los ciudadanos vivan donde vivan, y al mismo tiempo atender a la singularidad territorial, porque España "es diversa y eso no puede ser un factor negativo, sino lo contrario".

Respecto a la descentralización, ha opinado que es un "avance sustancial" que el PSOE plantee una "desconcentración" de las instituciones, algo que no es "contra nadie, sino a favor de la cohesión de España", porque implica "generar mayor capilaridad en el territorio" y diversificar centros de poder, como en cualquier país compuesto.

"Es una mirada avanzada, una mirada pro país, y no una mirada al pasado centralista que nunca ha aportado nada positivo a España", ha afirmado Puig, quien ha destacado que lo que intentan es "generar una España más real, en la que se entienda toda la diversidad, que es una gran riqueza que tiene este país".

Ha recordado que la Constitución "habla de nacionalidades y regiones, de un Estado autonómico que tiene una visión claramente federalizante", y por ello ha instado a que "cada vez haya más espacios de cooperación federales que permitan integrar absolutamente las distintas miradas de este puzzle que es España".