EFEAlicante

El presidente de la Generalitat Valenciana, el socialista Ximo Puig, ha calificado de "valientes" las decisiones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en relación a Cataluña y se ha ofrecido como "aliado" para avanzar al "reencuentro".

En un acto organizado por el PSPV-PSOE en el puerto de Alicante con el lema 'Un futuro para crecer' con motivo del ecuador del mandato del Botànic II, Puig ha afirmado que la Comunitat Valenciana busca "impulsar una España mejor con las decisiones valientes del presidente del Gobierno".

"El presidente sabe que la Comunitat Valenciana será una aliada en todo momento para conseguir la armonía, el reencuentro y la capacidad de convivir juntos con Cataluña", ha indicado.

Sin citar expresamente los indultos, el president valenciano ha alertado contra aquellos que tratan de sacar "la calculadora para ver cuántos votos da o quita" determinadas decisiones en torno al conflicto catalán, y ha apoyado actuar "con el corazón y la razón" de Sánchez para tratar de alcanzar "la España posible".

Para Puig, la libertad "no es tomar cañas cuando queremos" sino trabajar "juntos por ese gran futuro de convivencia, progreso y libertad" y, con motivo del acto en el puerto de Alicante, se ha referido al episodio histórico vivido en estos muelles en los últimos días de la Guerra Civil, en abril de 1939, cuando el buque Stanbrook partió con los últimos exiliados al norte de África.

"Aquí se fue un barco con muchas lágrimas y con aquellos sí que luchaban por la libertad. Desde este puerto se fue, según Max Aub, lo mejor de España: harapientos, desarrapados y sucios... Lo mejor de España" porque, ha incidido, luchaban por la libertad.

"No queremos que se vuelva a ir nadie de España", ha proseguido el president valenciano, sino avanzar en "una España armónica que entienda la pluralidad, con nacionalidades y regiones, y donde se tienda que la autonomía es el mejor instrumento para garantizar el Estado del Bienestar".

Puig ha insistido en que busca una "España diversa" que albergue "muchas voces" y donde no haya, en referencia implícita a la Comunidad de Madrid, "una aspiradora que se chupe todos los recursos del país, porque es negativo para todos".

Tras pedir que desaparezcan los paraísos fiscales, el líder del PSPV-PSOE ha sostenido que "la derecha no tiene un proyecto sino una deriva para bajar impuestos" y pese a que sitúan a los socialistas como defensores de un "infierno fiscal" ha puntualizado que lo que se hace en la Comunitat Valenciana es bajar los tributos a las clases medias y subirlos a las altas.

Puig se ha felicitado de este acto en una terraza del puerto de Alicante porque será "el último en fin de semana con mascarilla al aire libre", aunque ha recordado que precisamente llevar esta prenda en la cara ha podido salvar miles de vidas.

Ha puesto de manifiesto que la valenciana es la comunidad española que desde hace más de tres meses tiene la menor incidencia acumulada de casos de la covid-19, lo que le ha llevado a concluir que los esfuerzos hechos por la sociedad de este territorio "han valido la pena".

Puig ha recordado, no obstante, a las 7.000 familias de la Comunitat que han perdido un ser querido en la pandemia y ha destacado la colaboración entre la Generalitat y el Gobierno central "desde el minuto cero" para luchar contra el virus.

También ha citado que durante el invierno los hospitales valencianos llegaron a rozar los 5.000 ingresados con la covid y que esta cifra se ha reducido ahora hasta cerca de los 100, lo que refleja que se cuenta con un "gran" sistema de salud.

Puig ha vuelto a defender un nuevo sistema de financiación autonómica y también ha querido reconocer que "desde que hay un Gobierno socialista en España, la Comunitat Valenciana está mucho mejor: con más recursos y más capacidad de entendimiento".

Además de Puig, han intervenido algunos cargos socialistas más, como la consellera de Innovación, Carolina Pascual, y la consellera de Sanidad, Ángela Barceló, quien ha destacado que esta pandemia "que ha transformado al mundo" ha puesto a prueba el valor de "la buena política", y ha añadido que los valores socialistas "han estado presentes en todas y cada una de las decisiones adoptadas" para combatir el virus.