EFEValència

El alcalde de València, Joan Ribó, comparecerá en el pleno ordinario del 31 de octubre para dar explicaciones sobre el fraude de 4 millones en la EMT, y el ayuntamiento impulsará el establecimiento de protocolos financieros y hará auditorías informáticas en todas las empresas municipales.

Así se ha acordado en el pleno extraordinario sobre el fraude de la EMT celebrado este jueves, en el que el concejal de Movilidad y presidente de la empresa municipal, Giuseppe Grezzi, ha asegurado que la jefa de Gestión, María Rayón, de baja maternal cuando se produjo la estafa, firmó en ese periodo transferencias recurrentes pero no las transferencias objeto del fraude.

Las ocho transferencias por importe de 4.040.000 euros a una cuenta de Bank of China en Hong Kong se hicieron "saltándose" el procedimiento establecido desde el área de Administración, cuya responsable fue despedida cuando se tuvo conocimiento de los hechos.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha asegurado que el fraude se debe a una "mala praxis" de "una persona vinculada a la empresa", en alusión a la trabajadora despedida, y no a una cuestión procedimental, en la misma línea que se ha pronunciado Grezzi.

Según ha explicado Grezzi en el pleno, los defraudadores "externos" a la empresa contactaron con la jefa de administración por una supuesta opa de una empresa en China, y esta trabajadora dio información sobre modelos de pago, DNI de los apoderados (el gerente y la jefa de Gestión) y documentación con la firma de los dos.

Una vez recibidos los modelos de pago falsos en formato PDF, los remitía al banco para que hiciera las transferencias, un método que "no es legal" desde 2016 ya que se acordó con el banco las firmas electrónicas mancomunadas de los superiores de la jefa de Administración.

Según el contrato entre la EMT y CaixaBank -a través de la cual se hicieron los pagos a Bank of China-, las transferencias se deben realizar a través de claves de acceso personales e intransferibles a la banca online y con firma electrónica, han indicado fuentes de la EMT.

Grezzi ha asegurado que esa trabajadora no tiene entre sus funciones ordenar pagos, una tarea que está bajo unos procedimientos establecidos en la EMT desde 2016 que "no se han cumplido por parte de personas que están trabajando ahí".

En ningún caso, ha dicho, esa trabajadora podía ordenar esos pagos, porque sus funciones son revisar facturas, ordenar los pagos y preparar los documentos para la firma electrónica.

Como excepción, y únicamente para transferencias recurrentes, la jefa de Gestión continuaba firmando online las transferencias al estar vinculadas al DNI, ha señalado Grezzi, quien ha preguntado si estando de baja tiene que leer los correos que se le remitan por razón de su cargo.

Los grupos de la oposición (PP, Ciudadanos y Vox), que han pedido la dimisión de Grezzi -el concejal de Vox Vicente Montañez ha ido más lejos y ha pedido la dimisión de Ribó con un lema en su camiseta-, habían solicitado la creación de una comisión de investigación en el Ayuntamiento y un informe de auditoría.

Estos dos puntos han sido rechazados con el voto de calidad del alcalde por el equipo de gobierno (Compromís y PSPV) pero en cambio se ha aprobado una moción alternativa a la pretendida por la oposición en la que el gobierno municipal se compromete a asumir las conclusiones de la comisión de trabajo del fraude creada en la EMT.

Además, han acordado proponer el establecimiento de protocolos de obligado cumplimiento en todos los organismos municipales sobre metodologías y responsabilidades en asuntos de caja, y realizar una auditoría de seguridad sobre los sistemas informáticos y sus posibles vulnerabilidades.

El socialista Ramón Vilar ha apuntado que también se tendrán que dilucidar las responsabilidades bancarias por si se ha cometido un delito de blanqueo de capitales.

Los grupos de la oposición han acusado al gobierno de ocultar información sobre el fraude y tanto el PP -que ha anunciado que se personará en el proceso judicial y acudirá a la Inspección de Trabajo- como Cs se han ofrecido al PSPV para "dejar caer a Grezzi".

El Comité de empresa de la EMT -algunos representantes sindicales han ido al pleno como invitados- ha dicho que esperan los resultado que arroje la comisión de investigación.