EFEValència

El alcalde de València, Joan Ribó, ha respondido en una carta al embajador de Israel, Daniel Kutner, que "intentar esconder como una causa antisemita la crítica a las políticas del gobierno israelí actual no es desde luego el camino al entendimiento".

Ribó ha realizado estas afirmaciones en respuesta a la carta del embajador de Israel en la que Kutner calificaba de "antisemitismo" una resolución del Ayuntamiento de València en apoyo a la campaña 'Espacio Libre de Apartheid Israelí' promovida por el movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel (BDS).

Tras una "atenta lectura" de las resoluciones, dictámenes y condenas respecto al conflicto árabe-israelí de las Naciones Unidas, el alcalde ha expresado el "profundo rechazo" del consistorio "a las políticas contrarias a los derechos humanos del pueblo palestino".

Ribó ha asegurado que la moción aprobada por el Ayuntamiento de València no adolece de antisemitismo, ya que apuesta por una "solución pacífica del conflicto palestino-israelí" y ha aprovechado para mostrar al embajador israelí el "mayor respeto por el pueblo judío y toda su historia, cultura y religión".

"De hecho, este mismo equipo de gobierno municipal se ha mostrado solidario en las conmemoraciones de repulsa al holocausto sufrido por el pueblo judío", pero este posicionamiento no puede contraponerse a la "vulneración de los derechos humanos" que se está produciendo en el territorio de Israel en perjuicio de Palestina, ha recalcado.

En este sentido, el alcalde de València ha manifestado su "repulsa" por la "represión con balas de fuego real y con munición especial con resultado de al menos sesenta muertos en las recientes manifestaciones en la frontera de Gaza del pasado mes de mayo", antecedentes de la moción aprobada por el pleno del Ayuntamiento.

"Las justificaciones de la portavoz del ejército israelí indicando: 'No podemos meterlos a todos en la cárcel', recuerdan amargamente la justificación de la matanza de la plaza de toros de Badajoz realizada por el general franquista Yagüe durante la guerra civil española. Tampoco disponía de cárceles para todos sus oponentes", ha criticado Ribó.

Además, ha asegurado que observa "con estupor" cómo en Israel se está discutiendo la posibilidad de ciudades o comunidades "con miembros de una sola religión" y las ha comparado con las políticas de 'apartheid' que se han desarrollado a lo largo de la historia reciente en otros lugares del planeta.

"València, precisamente con esta moción a la que usted se refiere, se declara espacio libre de crímenes de guerra, incluido el crimen del apartheid, algo que debería sin duda ser compartido por cualquier sociedad democrática", ha valorado el alcalde de la ciudad.

"Los españoles que recordamos con cariño los valores culturales de los sefardíes que fueron expulsados injustamente de nuestro territorio no podemos dejar de sentir una profunda desazón cuando vemos la expulsión, maltrato o asesinato de ciudadanos y ciudadanas por sus creencias o por su etnia", ha concluido Ribó. EFE

tgf/jc