EFEValència

El alcalde de València, Joan Ribó, ha asegurado que era necesaria desde hacía semanas una actuación sobre el ocio nocturno, como uno de los "principales focos de contagio", y ha apelado a la responsabilidad de la ciudadanía y la agilidad de la administración a la hora de tomar medidas frente al coronavirus.

El ayuntamiento "trabajará y colaborará al máximo con todos sus servicios esenciales y de seguridad para que se cumpla la resolución de la Conselleria de Sanidad para controlar los rebrotes de la pandemia del coronavirus", ha asegurado Ribó sobre las restricciones establecidas para la ciudad de València a partir de este viernes por la acumulación de brotes de COVID, informan fuentes municipales.

El decreto que recoge estas medidas, que es, según el alcalde, "necesario y adecuado" dado el crecimiento de personas infectadas, contempla medidas de prevención por sectores, como el del ocio nocturno, que a su juicio tendría que haberse limitado antes.

Ribó ha considerado que la administración tiene que ser ágil a la hora de tomar medidas frente al coronavirus, y ha dicho que el debate surgido sobre el ocio nocturno durante las últimas semanas se ha demostrado positivo.

La hostelería es un sector económico muy importante para la ciudad y tiene que tener el apoyo del Ayuntamiento, pero "hay que tener en cuenta que sin una seguridad sanitaria garantizada, este sector y otros muchos de la ciudad, se verán afectados negativamente", por lo que hay que coordinar "todas las acciones posibles al alcance de las administraciones públicas, con la complicidad de la ciudadanía", ha agregado.

Ve "muy necesarias" las medidas de limitación de horario y aforo de los establecimientos de ocio nocturno, así como otras medidas de prevención, así como el botellón que, por otro lado, "siempre está prohibido pero en estos momentos a la prohibición general se suma la sanitaria".

Por último, ha reiterado el apoyo del Ayuntamiento de València para que esta nueva normativa se respete y la ciudadanía vuelva a estar en una situación de tranquilidad respecto al coronavirus, y ha señalado que los locales de ocio saben a qué hora tienen que cerrar, con las limitaciones para las terrazas, y la Policía "hará los controles necesarios y hará respetar el decreto", ha asegurado.

Asimismo, ha insistido en la importancia de la concienciación ciudadana para colaborar entre todos en la necesidad de respetar las normas sanitarias, como la limitación de las reuniones sociales en el ámbito privado.