EFEValència

El alcalde de València, Joan Ribó, ha reclamado la implicación de la Generalitat, el Gobierno central, la Comisión Europea y la Autoridad Portuaria de Valencia para reparar los daños causados por el temporal.

En una visita a las playas del sur de València, el alcalde ha señalado la necesidad de protección contra fenómenos de gran intensidad, cada vez menos infrecuentes y más vinculados al cambio climático.

Ribó, que ha visitado las playas de la Devesa, la gola de Pujol y la gola del Perellonet, ha dicho que València pedirá la declaración de zona catastrófica, además de ayudas europeas y a la Generalitat, y al puerto, que es el que "de alguna manera ha potenciado la desprotección de estas playas", para que cumpla la declaración de impacto ambiental de cuando se amplió en la zona sur.

En las playas de la Devesa, se ha reunido con algunos de los hosteleros afectados por el temporal, han informado fuentes municipales.

Los trabajos de adecuación de las playas ya se están llevando a cabo, y en estos momentos las 3 golas de València, la de Pujol, el Perellonet y la del Perelló –compartida con Sueca- están desaguando a razón de 40 metros cúbicos por segundo.

También se está recogiendo y redistribuyendo la arena y realizando tareas de limpieza, incluidos los restos de peces muertos aparecidos en la zona de costa (en el puente de Pujol se han recogido hasta esta mañana 1.120 ejemplares, la gran mayoría de Corvina rex -85 %-, y el resto de Sparus aurata).

Ribó ha destacado el grado de penetración del mar en las zonas con cordón dunar y en las que carecen de dunas, y ha avanzado que se está trabajando en un proyecto para proteger la fachada marítima mediante dunas, que han demostrado ser un buen sistema de protección.

Se ha referido a la generación de dunas artificiales y también, en el caso de las playas del norte, a la creación de oasis vegetales en playas que sean de mucha amplitud.

La borrasca ha tenido en las playas de València ubicadas dentro del Parque natural de la Albufera "efectos devastadores sobre el cordón dunar de primera línea" en las playas de l’Arbre del Gos, El Saler, Muntanyar del Pujol i playa de la Malladeta. Los daños en el cordón dunar han sido todavía mayores en las playas de la Garrofera y Els Ferros.

Aunque en el paseo de la Casbah se ha producido un importante socavón en el extremo sur de su frente y una gran afectación del cordón dunar, la actuación realizada en su día por el Ayuntamiento de València ha impedido daños mayores.

Según el concejal Sergi Campillo, los efectos del temporal Gloria se notarán a largo plazo en la evolución de la línea de costa, con una tendencia de pérdida de playa en las playas situadas en el sur del término municipal.

Por otra parte, en una primera evaluación provisional de daños materiales en la ciudad, ascienden a 54.000 euros en jardinería y 73.000 euros en playas, cantidades a las que hay que añadir otros 40.000 euros más del dispositivo de limpieza, según han informado los concejales de estos departamentos.

Durante los días del temporal en València se recibieron 177 avisos de incidencias en jardinería, parques y jardines; se han caído 104 árboles y se han talado 44, entre ellos 15 palmeras caídas y una talada. Los trabajos de abatimiento, recogida y triturado de árboles ascienden a 37.800 euros. EFE

im/jc