EFEValència

El alcalde de València, Joan Ribó, ha asegurado que el proyecto de Presupuestos del Estado es una "trampa consciente" del Gobierno porque compara conceptos no equiparables y los ha calificado de "absolutamente discriminatorios", "ofensivos" e "intolerables" con la Comunitat Valenciana y con la ciudad.

En una rueda de prensa para analizar de forma pormenorizada las inversiones en València y compararlas con las destinadas a otras ciudades, Ribó ha reprochado el "evidente menosprecio" del Gobierno y ha asegurado que el presidente, Mariano Rajoy, "quiere castigar" a los valencianos.

Acompañado de los portavoces de los grupos que conforman el gobierno local, Compromís (Pere Fuset), PSPV (Sandra Gómez) y València en Comú (Jordi Peris), ha explicado que comparecen todos ante la "situación de gravedad extrema" que significan los presupuestos.

"Son unos presupuestos trampa, una trampa consciente" porque comparan el proyecto de inversión de 2017 con las inversiones ejecutadas en 2016, algo que, a juicio de Ribó, "engaña porque las inversiones nunca se ejecutan al cien por cien".

Ha explicado que la ejecución en la Comunitat Valenciana fue del 47 %, 414 millones de los 868 presupuestados, mientras que en Madrid y Barcelona, con más presupuestos, llegaron al 64 % y al 70 %, respectivamente.

Como ejemplo ha detallado que para el Corredor Mediterráneo se presupuestaron 570 millones y se han ejecutado 140 (24 %) y ha reprochado que "ni Parque Central, ni túnel pasante ni estación definitiva ni vías soterradas" están contemplados, mientras que el túnel pasante de Chamartín" se lleva 322 millones y ampliar la estación otros 125.

En cuanto al transporte, ha resaltado los "cero euros" del contrato programa, a pesar de que cumplir las condiciones para recibir subvenciones, frente a los 127 de Madrid o los 108 de Barcelona, lo que ha calificado de "escandaloso".

En el metro se da la misma situación con ninguna inversión para València, mientras que en Sevilla superan los 6 millones y en Málaga los 5, mientras la inversión plurianual hasta 2019 en Cercanías deja a la Comunitat con 1,03 millones, frente a Madrid (329), Málaga (181), Barcelona (148) y Sevilla (51).

En la Alta Velocidad, la línea València-Alicante cuenta con 131 millones y la de València-Vandellós 56, mientras que el AVE a Galicia tendrá 690 millones, al País Vasco 230 y a Asturias 164.

Tampoco el puerto de València, que recibirá 50 millones, resiste la comparación con otras ciudades como Barcelona (157), Bilbao (77,8) o Algeciras (63), y el aeropuerto tiene presupuestados 9 millones, por los 111 de Madrid, los 47 de Barcelona y los 22 de Málaga.

Ribó ha criticado que no haya partida para pagar la deuda del Consorcio Valencia 2007 y que baje el presupuesto del San Pío V a 600.000 euros, frente a los 46 millones de El Prado, mientras que el IVAM recibirá 170.000 euros frente a los 46,3 que se invertirán en el Reina Sofía. El Teatro Real recibirá 9,39 millones, el Liceo 7,11 y el Palau de les Arts 0,6 millones.

Para Ribó es "evidente el menosprecio y un planteamiento claro de no querer invertir intencionadamente en esa ciudad".

A su juicio, la responsabilidad de estos presupuestos es del PP y de Ciudadanos, que cuando llegan a Madrid se olvidan de lo que han prometido aquí y les ha instado a demostrar su valencianía "trayendo inversiones a esta ciudad y a esta comunidad".

"Estudiaremos las acciones para plantear que los Presupuestos tengan un toque de defensa de los intereses valencianos", ha indicado y ha asegurado que quieren trabajar para que las enmiendas que se presenten sean conjuntas de todos los grupos.