EFEValència

La vicealcaldesa de València, Sandra Gómez (PSPV-PSOE), se ha mostrado "orgullosa" de la decisión que ha tomado de apartarse de sus competencias el hasta ahora concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset (Compromís), al que ha mostrado todo su "respeto, cariño y apoyo, no solo como compañera de gobierno, sino también como amiga".

El edil de Compromís anunció este martes que abandona temporalmente sus competencias de Cultura Festiva pero mantiene el acta de concejal y las competencias de la Concejalía de Administración Electrónica después de que el pasado viernes un juzgado acordara la apertura de juicio oral contra él, otros cuatro acusados y dos empresas por el accidente mortal de un trabajador en los jardines de Viveros.

En declaraciones a los periodistas, Sandra Gómez ha afirmado que está "orgullosa" de la decisión que ha tomado su compañero pues sabe "lo difícil que ha sido para él", especialmente en este momento, en el que se encuentra a las puertas de las fiestas de las Fallas.

"Quiero apoyarle, mostrarle todo mi respeto, todo mi cariño y todo mi apoyo no solo como compañera de gobierno sino también como amiga suya", ha declarado.

Sobre las críticas de la oposición, Gómez ha reprochado que se quiera "meter el dedo" en este asunto, después de que Fuset haya renunciado a la gestión y la visibilidad política, dando "un paso al lado hasta que se resuelva el procedimiento judicial".

"Creo que de forma unánime hay una valoración positiva por parte de la mayoría de la sociedad. Lo otro es partidismo y politiqueo, al que tan acostumbrados estamos a escuchar por parte del PP", ha afirmado la vicealcaldesa, quien ha reprochado a este partido que dé consejos pero que no se los aplique.

Al respecto, ha destacado que los populares "mantienen imputados dentro del grupo municipal", ya que, según ha afirmado, "el secretario de su grupo sigue imputado por un caso corrupción y no han tomado ningún tipo de decisión al respecto".