EFEMadrid

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simon, ha considerado este jueves que no administrar la segunda dosis a las personas que se han inyectado la primera sin pertenecer a los grupos prioritarios sería caer en el error de cometer "dos fallos seguidos".

Así lo ha dicho en su habitual rueda de prensa de los jueves para dar cuenta de la evolución de la pandemia al ser preguntado por la orden que ha dado el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, para no administrar la segunda dosis de vacuna a aquellos que han recibido la primera de forma irregular e incumpliendo los protocolos establecidos.

"Tendrán que asumir la responsabilidad que tengan que asumir, pero consideraría como epidemiólogo que sería un error cometer dos fallos seguidos", vacunar antes de tiempo en detrimento de otra gente que la necesita "y no poner la segunda", ha dicho.

No obstante, ha precisado que "no tienen por qué ser los primeros" en recibir la segunda inyección. "No tienen por qué, además de haberlo hecho mal, desfavorecer que otros reciban su segunda dosis" que, ha precisado, se puede inocular entre los 21 y 42 días posteriores al primero.

Sobre el caso concreto del consejero de Salud de Ceuta, uno de los cargos que se ha vacunado por ser "personal de salud pública que trabaja en la gestión directa de la pandemia", según ha justificado él mismo, Simón ha resaltado que "lo sensato, lógico y digamos socialmente solidario es que cada uno se vacune en el momento que le corresponde". Pero "a veces no es fácil identificar a quién le corresponde".

"Yo no sé las características de cada consejero; hay que valorar si están expuestos con cierta frecuencia con pacientes y no me corresponde a mí hacer esa valoración", ha concluido.