EFEValència

La diputada de Vox en Les Corts Valencianes Ángeles Criado declara poseer bienes no inmuebles por 4,8 millones de euros (de los que 4,6 millones corresponden a participaciones en empresas familiares), según consta en la declaración de bienes y actividades presentada al inicio de la legislatura.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, declara que posee el 16,76 % de un bien inmueble valorado en 148.176 euros, un plan de protección de 36.500 euros, un saldo en cuenta corriente de 10.400 euros y acciones por 183.000 euros, y ningún pasivo.

La vicepresidenta del Consell en funciones, Mónica Oltra, posee dos viviendas con un valor catastral de 89.800 euros; un vehículo Ford C Max valorado en 9.500 euros, un saldo en sus cuentas de 2.100 euros y tres préstamos por 252.600 euros.

Por lo que respeta a los consellers en funciones, la de Sanidad, Ana Barceló, tiene una vivienda y participación en otros cuatro bienes inmuebles, por un total de 87.100 euros; 95.000 euros en cuentas corrientes y ninguna deuda, y la de Justicia, Gabriela Bravo, declara que posee una vivienda y la mitad de otro inmueble, valorados en 90.000 euros, y 2.800 euros en su cuenta.

El conseller de Economía, Rafael Climent, posee la mitad de una vivienda y de otros tres bienes inmuebles valorados en 70.500 euros, 14.000 euros en el banco y un préstamo hipotecario de 6.300 euros, y el de Educación, Vicent Marzà, tiene participaciones del 25 % en cuatro propiedades valoradas en 100.500 euros, un coche y una moto Kymco.

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, declara poseer la mitad de cinco inmuebles valorados en 150.000 euros, 182.120 euros en cuentas y acciones y ninguna deuda.

La síndica del PP, Isabel Bonig, declara que posee una vivienda y la mitad de un garaje, valorados en 127.000 euros; 120.500 euros en cuentas bancarias y 4.500 euros en acciones, y el de Ciudadanos, Toni Cantó, declara cinco viviendas, en Oropesa (Castellón), Ibiza, Madrid y Torrelodones (Madrid), un coche Toyota Prius de 2005, un saldo bancario de 35.000 euros y dos préstamos por 260.000 euros.

El síndic socialista, Manolo Mata, posee cuatro viviendas valoradas en 91.475 euros; 183.300 euros en cuentas bancarias y planes de pensiones y ningún pasivo, y el de Compromís, Fran Ferri, declara una vivienda cuyo valor catastral es de 40.375 euros; 940 euros en cuentas bancarias y un pasivo de 109.900 euros.

El síndic de Unides Podem, Rubén Martínez Dalmau, declara una vivienda y participación en otros seis inmuebles, valorados en 360.300 euros; 30.500 euros entre cuentas, participaciones y un coche, y un pasivo de 131.200 euros.

La coordinadora general de EUPV, Rosa Pérez Garijo, declara doce bienes inmuebles, con un valor catastral de 503.000 euros y cuentas y un coche por 708.000 euros, la misma cantidad que declara como pasivo

La síndica de Vox, Ana Vega, afirma que posee la mitad de una vivienda valorada en 15.971 euros y no declara saldos bancarios ni acciones o vehículos, pero sí un pasivo de 88.200 euros.

El presidente de Les Corts, Enric Morera, declara que posee el 10 % de un bien inmueble con un valor catastral de 8.000 euros, 156.100 euros en cuentas y participaciones y ningún pasivo

La diputada que más bienes no inmobiliarios declara es Ángeles Criado (Vox), por valor de 4,8 millones de euros, quien también tiene participaciones en bienes inmuebles valorados en 239.200 euros y un pasivo de 75.815 euros.

Además, el diputado del PP Miguel Barrachina declara que posee un tractor Massey Ferguson de segunda mano y catorce años de antigüedad; Vicente Fernández (Cs) declara un Porsche Boxter y una embarcación, y Josep Nadal (Compromís), integrante del grupo La Gossa Sorda, cobra 400 euros anuales por la participación en los derechos de 70 canciones.