EFEValència

El grupo parlamentario de Unides Podem presentará al resto de grupos una declaración institucional para que Les Corts condenen, en el próximo pleno, "la violencia que está llevando a cabo la extrema derecha, así como el blanqueamiento del fascismo".

Según fuentes del grupo parlamentario, la declaración institucional va a recordar el ataque con material explosivo que sufrió la sede de Podemos en Cartagena, "un ataque que se enmarca en un contexto de auge de la violencia donde la ultraderecha está llevando prácticas de terrorismo callejero para imponer el miedo y el odio en nuestro país".

Asimismo, el escrito recordará también el ataque sufrido por la Asociación de Vecinos Dr. Fleming del municipio de Coslada (Madrid) el pasado 27 de marzo, los actos vandálicos contra la asociación LGTBI Cogam en Chueca (Madrid) o el ataque recibido también en la sede de Podemos en Gijón el 3 de abril.

Estos casos, según la coalición, "son la consecuencia de la retórica incendiaria de una ultraderecha que basa su existencia en perseguir a quienes no piensen como ellos y fomentar el odio al diferente, sean personas, colectivos sociales u organizaciones políticas".

Este auge de la violencia de la ultraderecha, prosigue la declaración institucional, "tiene un foco importante en el discurso de odio que están llevando a cabo a través de las redes sociales, pero también hay una gran responsabilidad por parte de aquellos partidos políticos que lo fomentan a través de discursos incendiarios".

"Son los mismos que ponen en cuestión al Gobierno de España, la representatividad y pluralidad de los partidos políticos que componen el Congreso de los Diputados, la defensa de los Derechos Humanos y, en última instancia, el propio sistema democrático", asegura el partido.

Unides Podem considera "importante acabar con la impunidad de los responsables de la violencia ultraderechista y todos aquellos que la amparan y que legitiman sus ataques, condenar estos hechos desde todos los ámbitos y acabar con el blanqueamiento del fascismo".

Por ello, propone a Les Corts Valencianes que declaren "su firme rechazo al ataque a la sede de Podemos en Cartagena, así como los numerosos actos violentos llevados a cabo por la ultraderecha en los últimos meses, y la repulsa a los discursos de odio que fomentan este tipo de acciones y cuyo único objetivo es el de blanquear el fascismo".

La síndica de Unides Podem y coordinadora de Podem, Pilar Lima, ha remarcado que en la lucha contra el fascismo "no cabe ningún matiz ni ninguna equidistancia; no se nos puede de olvidar algo que en Europa no admite discusión, porque está en la base de la construcción de nuestras democracias".

Así, ha alertado de que el fascismo "no es una opción respetable" y que "ser antifascista es una cuestión de mínima ética democrática".