EFENovelda (Alicante)

El líder de UPyD en Novelda (Alicante), Armando Esteve, ha desbancado hoy al PSPV-PSOE de la Alcaldía de este municipio, tras prosperar una moción de censura presentada con el PP contra el hasta ahora alcalde y socio de gobierno, el socialista Francisco Martínez.

La moción ha salido adelante con los votos a favor de UPyD y PP, que pasarán a formar el nuevo gobierno local, mientras que PSPV-PSOE, Compromís y Guanyar Novelda han votado en contra.

Hasta hoy, este municipio había estado gobernado por un pacto entre PSPV-PSOE y UPyD, después de que ambas formaciones lograran seis concejales en las elecciones municipales de 2015, mientras que el PP obtuvo cinco, Compromís, tres y Guanyar Novelda, uno.

Sin embargo, la formación magenta decidió presentar la moción de censura con el PP al alegar que los socialistas no habían cumplido el citado pacto.

El pleno extraordinario celebrado hoy y en el que se ha debatido y aprobado la moción de censura ha estado protagonizado por una gran presencia de vecinos de Novelda, que durante toda la sesión han abucheado al nuevo alcalde y al portavoz popular, Rafael Sáez, a la vez que han gritado en diversas ocasiones: "¡Fran, alcalde!".

Esteve, durante su intervención en el pleno, ha recalcado que su decisión de presentar esta moción de censura contra el hasta ahora su socio de gobierno en Novelda, el PSPV-PSOE, "no" es para "ocupar el sillón", sino para cumplir su programa electoral.

Tales afirmaciones han provocado acusaciones de "mentiroso" entre el numeroso público concentrado en el salón de plenos, si bien el nuevo alcalde ha incidido en que el "incumplimiento" del pacto de gobierno por parte del PSPV-PSOE les urgió a tomar esta decisión, "cuando lo más fácil era esconder la cabeza y no hacer nada".

Por su parte, el hasta hoy alcalde y ahora líder de los socialistas en la oposición, Francisco Martínez, ha aprovechado su intervención para acusar a Esteve y al PP de haber presentado una moción de censura "sustentada en el ego, en el yo y en el sillón"; es decir, "por vanidad y orgullo".

Martínez ha recordado que los resultados electorales del año pasado "dejaron claro" que Novelda "no quería más al PP al frente de la gestión" del Ayuntamiento, y que el pacto PSPV-UPyD logró "desterrar la vergüenza de la anterior legislatura", en referencia a la exalcaldesa popular y exconsellera de Turismo Milagrosa Martínez, procesada en el caso Gürtel.

"Entramos a gobernar esta ayuntamiento con una situación de descrédito, no sólo por su situación económica, sino porque se había convertido en búnker, alejado de su gente y siendo portada de los medios de comunicación por casos de (presunta) corrupción", ha dicho, a la vez que ha opinado que, durante este primer año de mandato, habían conseguido "darle la vuelta a esta situación".

Por ello, Martínez ha considerado que "tiene aún menos sustento" esta moción de censura, que, a su juicio, solo se justifica "desde la perspectiva del interés personal, unos para coger el sillón y otros para cobrar", en alusión a los cinco ediles del PP.

Precisamente, el portavoz de los populares, y ahora nuevo miembro del equipo de gobierno, aunque aún sin competencias, Rafael Sáez, ha tachado de "absolutamente falso que sea un pacto de sillones" y que no han sido los miembros de su partido "los responsables de haber llegado a esta situación".

"Ni tan siquiera la hemos buscado", ha añadido el portavoz del PP ante los gritos y los abucheos del público asistente.

Según Sáez, el nuevo pacto se produce para buscar "otra estabilidad" y está basado "única y exclusivamente en la confluencia de los programas electorales de UPyD y el PP.

Mientras, el portavoz de Compromís (ante la ausencia por vacaciones de su número uno, Silvia Anna), Carles Sala, ha acusado al nuevo alcalde de tener prevista su estrategia para alcanzar la Alcaldía desde el día en que firmó el pacto con el PSPV.-PSOE, pues "una imposibilidad moral" impidió a Esteve pactar con los populares.

Sala también ha rechazado los argumentos de UPyD para presentar la moción, en el sentido de que los socialistas no les han dejado desarrollar su programa y ha opinado que el PSPV-PSOE aceptó "un pacto antinatura", con un partido "de ideología antagonista", que le han llevado a aprobar medidas económicas cómplices "con políticas de derecha".