EFEValència

El Ayuntamiento de València ha confirmado la "imposibilidad" de celebrar actos multitudinarios como la procesión cívica de la Senyera el 9 d'Octubre por motivos sanitarios y estudia alternativas que hagan lucir la celebración del Día de la Comunitat.

El alcalde de València, Joan Ribó, lo ha comunicado este viernes a los portavoces de los diferentes grupos municipales, a los que ha pedido "un torrente de ideas" y analizar durante este mes qué alternativas se pueden realizar para tener unas celebraciones seguras para la ciudadanía, con el compromiso de tomar una decisión en septiembre.

La celebración de actos multitudinarios como la procesión cívica "será imposible por motivos de seguridad sanitaria", así como la mascletà posterior, o la cabalgata vespertina de Moros y Cristianos, ha asegurado Ribó, que apuesta por rendir homenaje a la "Senyera con toda la dignidad que merece el emblema que nos une como pueblo".

A la salida de la junta de portavoces, ha explicado que ha querido "plantear este asunto con antelación porque el 9 d'Octubre es un día fundamental y tiene una connotación simbólica muy especial para la ciudad de València y para toda la Comunitat Valenciana".

El alcalde se ha marcado como objetivo "trabajar las celebraciones del 9 d'Octubre de este año con el máximo consenso posible: tanto con los grupos municipales que conforman la Corporación, como con la Generalitat y la sociedad civil".

"Los actos de los próximos meses en València se están cancelando o están modificando su programación, y en otras ciudades, como por ejemplo en Madrid, los actos del 12 de octubre se han suprimido", ha recordado.

"En nuestro caso, no queremos cancelar el 9 d'Octubre, porque es importante celebrarlo como una fiesta de unión y acogida, y por eso tendremos que adaptar su desarrollo a lo que marcan las normas sanitarias con tal de hacerlo con la máxima seguridad", ha apostillado.

Por eso, ha concretado "los actos con un gran número de personas como asistentes no se podrán realizar como venían haciéndose tradicionalmente" pero ha considerado que sí sería "importante homenajear a la Senyera, como emblema de nuestra unión como pueblo acogedor, diverso y enriquecido con la pluralidad de sus gentes".

"Por eso estamos considerando la posibilidad de que el Ayuntamiento esté abierto para que, de forma ordenada, se pueda visitar la Senyera, o realizar actos de manera virtual. En las próximas semanas podremos dar más detalles, porque queremos consensuarlo al máximo", ha insistido.

A preguntas de los periodistas, el alcalde ha señalado que "a día de hoy es impensable que la situación sanitaria que vivimos cambie radicalmente", aunque si ocurriera, ha resaltado, "reaccionaríamos para adaptar nuevamente los actos".

Tras el anuncio del alcalde, el grupo popular ha lamentado en un comunicado la falta de iniciativa del alcalde que les ha pedido ideas aunque, su portavoz adjunta, María José Ferrer, ha indicado que "por dolorosas que sean, el PP siempre apoyará todas las medidas para proteger la salud de los valencianos".

No obstante, ha pedido que "la Real Senyera tenga un papel destacado en la celebración de un día grande de los valencianos y no se use este tema como una cortina de humo para tapar la inacción de Ribó".

"Ribó nos ha emplazado a septiembre para que le demos ideas. Nos preocupa esta falta de acción e iniciativa, aunque no nos sorprende visto cómo actuó en Fallas, yéndose a la ópera el día que se decidía que se cancelaban", ha recordado.

En otro comunicado, el portavoz del Ciudadanos (Cs), Fernando Giner, ha pedido que los actos se coordinen entre el Ayuntamiento y la Generalitat y ha sostenido que aunque algunos eventos no se puedan celebrar por la crisis sanitaria, "el día debe celebrarse y con un lugar destacado para las víctimas de la Covid".

El portavoz de Vox, Pepe Gosálbez, ha recordado que los actos del 12 de octubre en Madrid se han suspendido y que en València les han pedido "un torrente de ideas" para celebrar el 9 d'Octubre "no en la manera habitual pero sí celebrando ese día tan importante".