EFEValència

València ha pasado de estar "sobreiluminada" y ser una de las ciudades con mayor contaminación lumínica de Europa a convertirse en "referente" y "modelo" de iluminación eficiente y, además, rozar los 18 millones de euros en ahorro energético respecto al gasto del anterior gobierno del PP.

En una entrevista con EFE, la concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario, desataca que el gasto en energía de alumbrado, fuentes, semáforos y edificios públicos ha pasado de superar los 80 millones entre 2011 y 2014 a algo más de 62 millones con el actual gobierno de Compromís y PSPV de 2016 a 2019.

En concreto, solo en alumbrado de farolas el gasto se ha reducido de 38 millones a poco más de 27,8, lo que ha permitido ahorrar 10.139.000 euros.

"Es una cifra brutal", asegura; con los 8 millones de dos subvenciones del Instituto de para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), ya han cambiado "más del 50 % de las luminarias" y su intención este mandato es "continuar cambiando hasta llegar al 100 %".

"Los técnicos han estimado un umbral de consumo mínimo de 4,5 millones de euros mensuales y mi objetivo es lograrlo en uno o dos mandatos, preferiblemente en este", sostiene Notario, quien acusa al PP de haber estado "obsesionado por la luz".

A su juicio, la única intervención del gobierno popular fueron las conocidas como las "luminarias de Rus" porque las subvencionó la Diputación -en alusión a su presidente, Alfonso Rus- y se colocaron en Ciutat Vella, Massarrojos y Ruzafa, y que ya han gastado 600.000 euros en cambiar algunas porque apenas han durado seis años de los diez que supuestamente tenían de vida.

Notario es responsable del Plan de Intervención en Edificios Municipales de Valor patrimonial, que ya ha intervenido en diecisiete alquerías y barracas, que estaban en ruina y eran la mayoría propiedad municipal, con una inversión total de 2,8 millones.

Primero se analizó para detectar cómo estaban y luego, una fase de consolidación, para "evitar su degradación", previa a la propia rehabilitación, con la que se consigue el "doble simbolismo" de mejorar esos edificios y "poner en valor elementos que tienen una conexión identitaria y cultural con los barrios donde están".

Destaca la Casa del Señor, la única de titularidad municipal en el conjunto de la Alquería del Moro, declarada BIC, cuya rehabilitación ya ha concluido y es sede del Consell de l'Horta.

Notario confía en que a finales de febrero acabe la rehabilitación del chalet de Aben Al-Abbar, donde se celebró la última reunión del Gobierno de la Segunda República; una parte acogerá la sede de la Mostra y otra será de uso vecinal.

Además, acaban de empezar la fase de consolidación de la alquería Falcó en Torrefiel, "una demanda vecinal" que compró el Ayuntamiento en 2017 por un millón de euros, y en la que confía en poder empezar a redactar cuanto antes los pliegos de la redacción de las obras.

Valora como una "iniciativa" magnífica el Plan Edificant que puso en marcha el Consell en 2017 para "contar con los recursos humanos de los ayuntamientos y acometer urgencias en las infraestructuras educativas que la Conselleria no podía hacer sola".

De las doce intervenciones de hasta 100.000 euros previstas, como el cambio de instalaciones eléctricas o la retirada de un depósito de gas, once están acabadas y solo falta la del colegio Eliseo Vidal, pendiente porque la adjudicataria quiso renunciar.

De las otras nueve intervenciones, los tres de nueva construcción "van más rápido": el CEIP Santo Ángel de la Guarda; el IES Patraix, cuya redacción del proyecto ya está adjudicada; y el CEIP Malilla, del que están a punto de recibir la delegación de competencia, lo que permitirá iniciar la redacción del proyecto. El resto va más lento porque requiere estudios previos a la licitación.

Como responsable de Personal, reconoce el déficit en algunos servicios y valora haber puesto en marcha 30 bolsas de trabajo, "más que en los últimos quince años del PP", además de convocar ofertas de empleo público desde 2016, priorizando Policía Local y Bomberos.

En una encuesta a la plantilla, hecha al llegar al gobierno para conocer su satisfacción, advirtieron falta de movilidad y promoción, por lo que en 2016 pusieron en marcha un plan estratégico de gestión de personas.

Incluyeron plazas de promoción interna y mejoras de empleo, y desarrollaron una carrera profesional, que se ha convertido en modelo y referente, para "premiar a los funcionarios que desarrollan su trabajo perfectamente porque eso mejora la calidad del servicio".

Notario valora el uso de los contratos menores "como herramienta" totalmente "legal", que tiene la "ventaja de la rapidez para agilizar determinados tipos de contrataciones de servicios y suministros" e insiste en que "hay situaciones en que están totalmente justificado".

Y aunque niega que "haya un embudo en el servicio de contrataciones", admite que en el trámite puede haber "millones de imponderables que retrasen" la licitación; como ejemplo, destaca que mientras en 2014 hubo solo 47 expedientes tramitados, en 2019 se han llegado a los 279.