EFEValència

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha opinado este lunes que "el federalismo puede ayudar a modernizar España", al tiempo que se ha mostrado convencido de que en la solución del conflicto catalán no hay "otra alternativa que el diálogo".

Puig ha realizado estas declaraciones tras reunirse con el líder del PSC, Miquel Iceta, en Barcelona, donde asiste a la gala de entrega de las Medallas de Honor y los Premios Carles Ferrer Salat, que entrega Foment del Treball.

A su juicio, es necesario "buscar fórmulas de coexistir de una manera cívica" pero siempre "dentro del Estado de Derecho, de la constitución y del Estatuto de Autonomía".

"La parálisis o un gobierno de derechas no es lo mejor para este país",ha señalado el presidente de la Generalitat, quien ha asegurado que "lo que ha hecho Sánchez en el acuerdo con podemos es un paso hacia adelante superando diferencias".

"Sabemos que es difícil, pero es la alternativa posible en estos momentos", ha confesado Puig.

En esta línea, ha declarado que "Esquerra Republicana debe analizar la situación y ver cual es la vía que mejor puede hacer avanzar este país" y "todos los grupos tienen la obligación de tomar posición" porque el bloqueo perjudica a España y a Cataluña.

También se ha pronunciado sobre un futuro Gobierno de Sánchez, "que será si se permite", ha aclarado Puig, "un gobierno de esperanzas para superar desigualdades posibles que nos ha dejado la crisis".

Además, ha recordado que los valencianos "tenemos una relación histórica, cultural y económica con Cataluña" y "queremos que se refuerce, algo que en estos últimos años no ha sido posible".