EFEElche (Alicante)

El secretario de Organización del PSOE y ministro en funciones de Fomento, José Luis Ábalos, ha lamentado que Ciudadanos (Cs), del que ha recordado que iba de "centrista", finalmente "se haya centrado entre el PP y Vox, claramente en la derecha".

Al cerrar un mitin ante 300 militantes y cargos para arropar la reelección del socialista Carlos González a la alcaldía de Elche (Alicante), Ábalos ha defendido que las urnas han puesto a los partidos conservadores en su lugar, y ha opinado que en los próximos años "la derecha se tiene que recomponer".

"Ahora tienen tiempo por delante y a los demás que nos dejen gobernar España, la Comunitat Valenciana y Elche", ha manifestado el número dos del PSOE sobre los partidos de la derecha, a los que ha pedido que ahora no sean "obstáculo para este país" pese a están "francamente mal" con "problemas serios de supervivencia".

Ha criticado tanto al PP como a Cs ya que, a la vista del escrutinio, el primero se ha visto obligado a reconocer que Vox es la "ultraderecha" pese a que "cuando comenzó la partida" su líder, Pablo Casado, aseguró que "compartía los mismos principios".

A este respecto, ha reiterado que el cambio de estrategia del PP con respecto a Vox ha venido por los malos resultados electorales: "Después de una ostia, uno se da cuenta de las cosas".

De la formación de Albert Rivera, de quien ha dicho que ahora busca la "pedrea" de ser el líder de la oposición tras una campaña en la que daba a entender que sería presidente, ha puesto de manifiesto que "venían a regenerar la política" aunque, para ello, buscó candidatos en "mercadillos de pulgas y rastrillos".

Irónicamente, Ábalos ha calificado esta estrategia de "reciclaje o reutilización" y ha criticado que, de esta manera, hayan promovido el transfuguismo y "yendo siempre de la mano y de muletilla del PP".

De estos partidos, el socialista ha advertido de que, "allá donde puedan, gobernarán" con el apoyo de Vox, pese a que entre ellos son "socios y rivales" porque "comparten principios pero se amargan la vida" entre sí.

Por su parte, el alcalde de Elche y candidato a la reelección, el socialista Carlos González, ha urgido al ministro que llegue el tren AVE a la ciudad, que acometa la circunvalación sur y a modernizar los Cercanías "cuanto antes".

En su turno posterior, Ábalos ha evitado responder directamente a estas demandas y se ha limitado a comentar irónicamente que agradecía visitar Elche en calidad de ministro "en funciones". "Casi agradezco estar en funciones. Cuando la cosa sea definitiva, hablamos", ha apostillado.

González también ha hecho referencia al aeropuerto y ahí ha agradecido que Fomento, durante el mandato de Ábalos, haya agilizado las obras para mejorar los accesos.

"Eres valenciano y conoces bien esta tierra, y sabes bien que Rajoy y el PP en sus 7 años de gobierno ha tenido buenas palabras con la Comunitat Valenciana y Elche pero ni un euro de inversión ni ninguna obra adjudicada", ante lo cual, según González, es de justicia que "este Gobierno de Pedro Sánchez tenga una sensibilidad especial con Elche".

Ha proseguido que la ilicitana es una "ciudad dinámica: No somos capital de provincia pero sí somos una capital económica de esta comunidad y este país, y necesitamos inversión en infraestructuras", ha enfatizado, por parte de "un gobierno aliado".

Además, González ha pedido al Ejecutivo socialista que flexibilice la regla de gasto a los ayuntamientos "saneados" ya que es un "yugo" impuesto por el PP que evita gastar en mejorar la calidad de vida de los vecinos.

Ya en clave electoral, González ha comentado que "se palpa" la sensación de que los socialistas ganarán en Elche, y ha pedido no desmovilizarse y acudir todos a las urnas porque "si salen las cuentas, (PP y Ciudadanos) harán un tripartito y estarán en manos de la ultraderecha".

En referencia al candidato local del PP y senador, Pablo Ruz, ha indicado que se trata de elegir entre "un alcalde progresista o uno a tiempo parcial y en manos de la ultraderecha".

También han tomado la palabra en el acto del PSOE el secretario general local y exalcalde, Alejandro Soler, y la diputada autonómica Toñi Serna.