EFEValència

Uno de cada dos enfermos crónicos consulta internet para resolver sus dudas sobre nutrición, un entorno donde encuentran falsos dietistas-nutricionistas ante los cuales están desprotegidos porque no reciben un plan nutricional adecuado ni un seguimiento personalizado.

Así lo ha advertido este martes el Colegio de Dietistas y Nutricionaistas de la Comunitat Valenciana (CODiNuCoVa), que ha destacado que solo este año el 73 por ciento de las denuncias que ha recibido arremeten contra falsos profesionales que desarrollan su actividad en internet, el doble que el pasado año.

La entidad colegial ha realizado una encuesta a doscientos enfermos crónicos, que concluye que aunque todos consideran que la alimentación un factor importante para su salud, el 54 % consultan sobre ella en el denominado "doctor Google", donde la gran mayoría de respuestas son "bulos o información por contrastar".

Algunos de ellos son tratamientos dietéticos gratuitos que implican la compra de suplementos como extracto de alcachofa o proteínas de mala calidad, ha explica el secretario del Colegio, Luis Cabañas, que ha advertido de que buscando en internet "alimentos que curan el cáncer" salen 360.000 resultados en 0,53 segundos "y todos son falsos".

Cabañas ha reclamado a la administración "medidas disuasorias más contundentes", que se endurezcan las sanciones y el cierre de los perfiles falsos "con la mayor celeridad posible" porque, ha afirmado, "necesitamos un sistema de salud garantista y proteccionistas ante estos mitos y bulos".

Rocio Planells, gerente de la entidad, ha indicado que una parte de este problema se encuentra en la ausencia de dietistas-nutricionistas dentro del sistema sanitario público, profesionales que servirían para "combatir la desinformación actual frente a los coach e influencers".

Considera importante la figura de este profesional tanto en Atención Primaria como en los centros de especialidades para que la gente "sea consciente de su existencia como referentes en el campo de la alimentación".

Según Planells, las personas que padecen enfermedades que condicionan su día a día suelen tener un conocimiento básico sobre sus patologías "pero no siempre sobre cuál es la mejor opción para abordarlas" y por ello, en el caso de la alimentación, "el dietista-nutricionista es el profesional especializado y el que, por Ley, debe ofrecer pautas dietéticas en función de cada patología".

"Internet puede ser un aliado, pero también una piedra en el camino hacia la atención nutricional de calidad", ha indicado Cabañas para añadir que "en este boom de lo 'healthy' en el que nos movemos, plagado de 'influencers' que narran sus testimonios y 'coach' nutricionales que ofrecen asesoramiento dietético online sin una titulación que les capacite para ello, nos estamos encontrando situaciones peligrosas para la salud, especialmente para la población con una enfermedad".

Respecto a las denuncias por intrusismo recibidas por el Colegio, Rocio Planells ha explicado que están trabajando en ellas y manteniendo reuniones con la administración, aunque tienen obstáculos porque internet "es un terreno muy pantanoso y difícilmente se puede actuar o cerrar una página web rápidamente".

Por último, Cabañas ha aconsejado a las personas que buscan información por internet que la contrasten con profesionales sanitarios que tengan título y número de colegiado.

"No es cuestión de limitar el acceso a internet, sino de contar con un profesional sanitario de referencia o especializado para abordar cada patología como la población merece, de forma personalizada y garantizada la evidencia científica", ha señalado Cabañas.