EFEAlicante

Un total de 23 carreteras permanecen cerradas al tráfico en la Comunitat Valenciana, principalmente en la provincia de Alicante, debido a los efectos de la gota fría, de las que veinte corresponden a la comarca de la Vega Baja, dos a La Costera y una al Baix Vinalopó.

Entre las carreteras afectadas, figura la AP-7 a su paso por Orihuela (Alicante), entre los kilómetros 763 y 772, que permanece cerrada por lluvia, según informa la Conselleria de Obras Públicas.

También permanecen cerradas por derrumbes o arrastres carreteras como las que discurren entre Dolores y San Fulgencio, entre Dolores y Elche por El Hondo, entre Almoradí y Rojales por Daya Vieja, entre Almoradí y Daya Nueva, y entre Moixent y la CV-655.