EFEValència

La Agencia Tributaria, en una operación conjunta con la Policía Nacional y EUROPOL, han detenido a cinco personas en la provincia de Valencia por pertenecer, presuntamente, a una organización criminal, de carácter familiar, que había blanqueado en España más de 45 millones de euros.

Según informa este martes la Agencia Tributaria, las investigaciones comenzaron en 2017, coordinadas por la Fiscalía contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada y por el Juzgado de Instrucción número 20 de Valencia.

Los investigadores comprobaron la "importante" relación comercial y financiera que había desarrollado una mercantil española dirigida por una organización criminal de carácter familiar.

Las operaciones comerciales examinadas, basadas principalmente en trabajos de interiorismo y decoración de inmuebles, tenían, aparentemente, unos precios muy superiores a los valores de mercado aunque la mercantil española carecía de personal y de una infraestructura que se correspondiera con semejante volumen de negocio, e introduciendo en el sector financiero español grandes cantidades de dinero. El total superaba los 45 millones de euros.

Para llevar a cabo esas actividades, la organización criminal hizo ciertos desembolsos que podrían identificarse como posibles pagos de comisiones a presuntos testaferros en cuentas bancarias de terceros países, así como la adquisición de inmuebles en España a nombre de otras personas.

Y para ocultar su "extraordinario" incremento patrimonial, la organización creó una estructura societaria que pretendía camuflar el destino final de los fondos obtenidos, aunque gran parte de los mismos fueron utilizados para adquirir numerosos inmuebles en la ciudad de València.

Ante las conexiones internacionales de esta organización criminal, durante la investigación se ha contado con el apoyo de un especialista del Grupo Anticorrupción del Centro Europeo contra el Crimen Económico y Financiero (EFECC) de EUROPOL.

Hasta ahora se ha detenido a cinco personas españolas por su presunta vinculación con delitos de blanqueo de capitales y pertenencia organización criminal, aunque no se descartan futuras detenciones, según las mismas fuentes.

Los dos registros practicados hasta el momento han permitido intervenir diversa documentación, tanto en formato papel como de carácter electrónico y digital (diversos ordenadores, tabletas y teléfonos móviles), "que a simple vista -añade la Agencia Tributaria- podrían evidenciar la efectiva comisión de los hechos investigados".

Con el análisis que se realice podría acreditarse la existencia de otros posibles delitos llevados a cabo por la organización criminal desarticulada.

Se han intervenido judicialmente 16 inmuebles, casi todos ubicados en la provincia de Valencia, así como dos vehículos utilizados por la organización.

También se han embargado 35 cuentas bancarias en distintas entidades financieras y durante el operativo policial se han intervenido unos 21.000 euros en efectivo, así como diferentes objetos y colecciones de alto valor económico.