EFEValència

Compromís ha presentado este sábado en la Marina de València la propuesta "València: Un puerto para el futuro" elaborada a partir de la propuesta de expertos en arquitectura, urbanismo, política internacional y gestión portuaria, en la que se prescinde de la ampliación norte y se plantea un puerto abierto a la ciudadanía.

Mónica Oltra, Joan Ribó y Joan Baldoví, han sido los encargados de explicar esta propuesta que "trata de poner el puerto de Valencia al servicio de la economía valenciana desde una perspectiva propositiva hacia las infraestructuras portuarias y su interacción con la ciudad y el territorio", ha informado Compromís.

La vicepresidenta y coportavoz de Compromís, Mónica Oltra, ha destacado que “hoy presentamos una propuesta para garantizar un puerto eficiente, verde y democrático, que tenga un impacto económico benefcioso para la ciudad, y no un puerto especulativo e insostenible. La inversión prevista en nuestra propuesta sería de 700 millones de euros públicos y una inversión privada de 345 millones que generarían una creación potencial de 48.000 empleos, lo que supondría un impacto muy positivo para la economía valenciana”.

Por su parte, el alcalde de València y coportavoz de Compromís, Joan Ribó, ha manifestado que "el puerto es una herramienta fundamental para la ciudad", pero también ha querido señalar que un desarrollo insostenible puede provocar "gravísimas afecciones en las playas el sur y la Albufera de València".

Por eso, Ribó ha puntualizado que “con esta propuesta se quiere conjugar ambas cuestiones, como es potenciar la importancia hacia la economía valenciana del puerto minimizando sus efectos ambientales. De esta forma, consideramos fundamental mejorar la coordinación de todos los puertos del territorio valenciano, y apostar por la innovación de las actividades portuarias, como hacen otros puertos en el mundo”.

Asimismo, el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, insta al gobierno central a democratizar la gestión portuaria. “Los puertos no pueden ser una taifa independiente de las ciudades que les acoge. Por eso, vamos a presentar, junto a otras fuerzas progresistas, una ley para democratizar la gestión y garantizar que las instituciones arraigadas en el territorio puedan participar en la toma de decisiones”.

Por último, la consellera de Transición Ecológica, Mireia Mollà, recordó que hoy es el Día Europeo de la Red Natura 2000, una red a la que pertenece el Parque Natural de la Albufera y el litoral de València, que hay que proteger de las afecciones ocasionadas por el puerto, porque "no hay modelo de puerto que valga si se lleva por delante a la Albufera".

El acto también ha contado con la participación de entidades sociales, ecologistas y vecinales de los barrios marítimos de València, que plantearon sus propuestas e inquietudes sobre el futuro del puerto de la ciudad.