EFEValència

El vicepresidente segundo del Consell y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, priorizará esta legislatura acabar con los desahucios y desarrollar la Ley de por la Función Social de la Vivienda, así como la creación de la agencias valencianas de la Energía y el Cambio Climático.

Martínez Dalmau ha comparecido este miércoles en el pleno de Les Corts Valencianes para explicar las líneas de actuación de su Conselleria para este mandato y ha asegurado que la lucha contra el cambio climático "es el reto más grande" de las próximas décadas" y que el Gobierno valenciano tiene la responsabilidad de poner en marcha "políticas decididas" al respecto.

Los grupos de la oposición han incidido sobre todo en las políticas de vivienda del nuevo Consell, y el PP ha pedido al conseller que concrete los planes y medidas en materia de vivienda, así como "cuándo y cómo" los va a desarrollar después de "estafar" a los valencianos en la anterior legislatura.

Ciudadanos, por su parte, ha recriminado la "falta de gestión" en vivienda en los últimos cuatro años, con 14.000 personas en lista de espera, y Vox ha criticado que se usen las ayudas para "garantizar votos".

El conseller se ha comprometido a garantizar esta legislatura el derecho de la ciudadanía el acceso a una vivienda "digna" e impulsar un "pacto estatal por la regulación de los precios de alquiler".

También a aumentar el parque público que permita tener capacidad de respuesta a casos de emergencia que acabe con los desahucios, sobre todo en las zonas más "tensionadas", como las ciudades de Alicante y Valencia y sus áreas metropolitanas,

Además, reglamentará la Ley por la Función Social de la Vivienda y se cederá suelo a promotoras y cooperativas para la construcción de vivienda nueva destinada a colectivos sociales desfavorecidos.

Martínez Dalmau ha asegurado asimismo que se negociará un acuerdo con entidades bancarias, se pondrá en marcha el Observatorio del Hábitat para actuar mediante datos fiables en la raíz del problema, y se promoverá el Segundo Plan de Adquisición de Vivienda y la regeneración urbana.

En cuanto a las políticas de alquiler, el conseller pretende generar un espacio de debate entre otras autonomías y ayuntamientos progresistas para actuar conjuntamente frente a la Administración central.

Ha anunciado asimismo que la arquitectura bioclimática es una herramienta "fundamental" en la lucha contra el cambio climático, y ha defendido la "eficiencia energética" como prioritaria en el ahorro de recursos y la promoción de un nuevo contrato "verde" como un "gran acuerdo de país".

El Consell, ha añadido, impulsará la Agenda Urbana Valenciana que mejore el aislamiento y la eficiencia energética de las viviendas, la Agencia Valenciana de Energía para conseguir la descarbonización del modelo energético que reduzca las emisiones de CO2, y la Agencia Valenciana del Cambio Climático, y ha pedido al resto de grupos una política "constructiva".

El diputado del PP Alfredo Castelló ha recriminado a Martínez Dalmau que se haya conformado con ser "un director general con rango de vicepresidente, con capacidad de enchufar a asesores", y que haya pasado de ser el conseller "verde" al "transparente" y "desaparecido".

La diputada de Ciudadanos Mamen Peris ha criticado también que la vivienda haya pasado de ser "una prioridad a la medida número 14 en el nuevo pacto del Botànic", y ha acusado al conseller de realizar "mucho márquetin carente de efectividad".

Por su parte, el diputado de Vox Miguel Pascual ha denunciado que el Consell haya "reconvertido los planes de vivienda en planes de ayudas", con programas de subvenciones y el fomento de la vivienda pública, y ha pedido "leyes que penalicen a los okupas".