EFECastelló

La Guardia Civil ha detenido a dos personas como supuestas autoras de tres delitos de hurto tras haber sustraído más de seis toneladas de cobre de tres empresas cerámicas situadas en las localidades castellonenses de L'Alcora y Borriol y la valenciana de Castelló.

Según han informado fuentes de la comandancia provincial, la investigación se inició tras tener conocimiento de la sustracción de gran cantidad de cableado, valorado en más de 40.000 euros.

Los autores habían cometido los hechos a plena luz del día, ya que utilizaban ropa de trabajo y vehículos con logotipos similares a los utilizados por las empresas en las que cometieron los hechos, por lo que pasaban desapercibidos.

En el interior de las empresas se llevaban bobinas de cobre de grandes dimensiones y las llevaban en vehículos hasta zonas aisladas, donde calcinaban el cableado y así separar el hilo de cobre de su envoltorio de plástico. Finalmente el cobre era vendido en el mercado negro.

Las pesquisas realizadas llevaron a la Guardia Civil hasta dos hombres de 42 y 46 años de la localidad de Burjassot (Valencia), que contaban con conocimiento, medios y logística necesaria para llevar a cabo este tipo de hechos delictivos, y que pudieron ser identificados y detenidos.

A los mismos se les atribuyó en principio los hurtos de las empresas de L'Alcora y Borriol y posteriormente se pudo constatar que también habían participado en el hurto de otra empresa en la localidad valenciana de Castelló.

Las diligencias han sido entregadas en los Juzgados de Castelló de la Plana, según las mismas fuentes.