EFEValència

El comercio valenciano ha detectado este año un mayor adelanto de las compras navideñas a la semana del Black Friday y muchos consumidores ya están efectuando pedidos para poder contar con determinados productos, y en el caso de las grandes superficies los niveles de afluencia y ventas se sitúan en niveles similares a 2019.

El portavoz de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) en la Comunitat Valenciana, Joaquín Cerveró, ha explicado a EFE que el comportamiento de las ventas y la afluencia a las tiendas físicas ha ido experimentando una recuperación progresiva desde finales del verano después de un primer semestre "tímido" y desde agosto y septiembre ha ido creciendo.

En estos momentos las grandes superficies registran cifras muy similares, o incluso superiores algunos días, a 2019 tanto en afluencia como en ventas, lo que da a los empresarios "mucha esperanza para tener una magnífica campaña de Navidad", que representa entre el 30 y el 40 % de los resultados de todo el ejercicio.

Los descuentos de esta semana de Black Friday son también similares a anteriores campañas, al haberse convertido en una promoción consolidada, de la misma manera que la oferta.

ANGED asegura que existe "más alarma informativa" de desabastecimiento que falta real de productos pues las grandes superficies han trabajado con mucha antelación y planificación para tener abastecimiento en un periodo tan importante como este y poder garantizar la oferta navideña.

Sí existe escasez en productos concretos con componentes tecnológicos como puede ser algún juguete o marca de teléfono móvil, reloj inteligente ("smartwatch") u ordenador, algo habitual en la campaña de Navidad, que este año se ha acentuado en artículos de mayor demanda que se agotan de manera más prematura.

Pero Cerveró ha asegurado que no es relevante y las grandes superficies disponen de referencias sustitutivas o alternativas que ofrecer al cliente.

"La campaña de Navidad es clave para conseguir un ejercicio bueno, y desde el lunes que empezó la promoción del Black Friday las cifras de afluencia de visitantes y de ventas están siendo buenas", ha asegurado.

Desde el pequeño comercio y consultada por EFE, Confecomerç ha afirmado que están recibiendo a los clientes que quieren efectuar compras anticipadas para tenerlo todo previsto de cara a la campaña de Navidad, y recomienda planificar las compras con el fin de evitar posibles faltas de stock que podrían darse en productos de electrónica o juguetes.

El Black Friday cuenta este año con una campaña de premios impulsada por Confecomerç, que dará a los clientes 163 vales de entre 50 y 300 euros que suman un total de 15.000 euros.

Respecto a las compras por internet, el pequeño comercio constata que el consumidor prefiere acercarse al punto de venta, más ahora sin las restricciones de las pasadas navidades. Confecomerç advierte a los consumidores que estén atentos y vigilantes ante las ofertas del comercio online, ya que aprovechando el tirón y la fuerte promoción que tienen estas campañas algunas acciones "pueden resultar fraudulentas".

Por su parte, el comercio físico de proximidad en la Comunitat Valenciana cuenta con "una oferta atractiva, con un producto en tienda física que el cliente puede ver y tocar sin dar lugar a engaños", afirman.

Asimismo Confecomerç apela a la compra responsable y sostenible, que no deja huella de carbono, que favorezca el desarrollo del tejido comercial, que fomente el empleo y permita crecer, por ello insta a ser conscientes de que la decisión de compra en el pequeño comercio es "la mejor inversión para el futuro de los jóvenes".

Además, recalca que el pequeño comercio es un formato seguro, que por sus dimensiones y características cuenta con una ventilación continua, y que cumple a rajatabla con todas las medidas de seguridad.