EFEValència

El pleno del Consell ha aprobado el decreto ley por el cual se modifica el Texto Refundido de la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje con el objeto de facilitar la instalación de industrias de alto componente tecnológico e innovador en la Comunitat Valenciana, como la gigafactoría de baterías para coches eléctricos que Volkswagen construirá en Sagunto (Valencia).

Con esta medida se pretende facilitar la obtención del suelo necesario para la puesta en marcha de cada proyecto y su total funcionalidad, incluido el suministro energético a través de energías renovables y las restantes infraestructuras urbanísticas externas.

Este decreto ley posibilita que industrias receptoras de ayudas europeas de alto nivel tecnológico e innovador, como el Grupo Volkswagen y otras empresas similares, se puedan establecer en la Comunitat Valenciana.

Según el acuerdo adoptado en la última reunión del Gobierno valenciano antes de las vacaciones de verano, el suelo podrá pasar a formar parte del patrimonio público y se pondrá a disposición del promotor mediante arrendamiento o derecho de superficie.

Así, este decreto ley tiene por objeto añadir un apartado 7 a la disposición adicional octava del texto refundido de la Ley de Ordenación del Territorio, de forma que la declaración por el Consell de un proyecto territorial estratégico para industrias de alto componente tecnológico e innovador lleve implícita la declaración de utilidad pública e interés social y la urgente ocupación de los bienes y derechos afectados, a efectos de expropiación forzosa.

La obtención de este suelo por expropiación podrá implicar que pasa a formar parte del patrimonio público del suelo, si así lo considera el Consell.

En tal caso, el acuerdo por el que se declare el proyecto territorial estratégico pondrá a disposición del promotor el suelo mediante arrendamiento o derecho de superficie, a cambio del pago de una renta o canon superficiario no inferior a los de mercado, según el informe pericial emitido a tal efecto.

La modificación normativa que introduce este decreto ley responde a la actual situación económica, climática y geopolítica. Todos los grandes proyectos exigen para su puesta en funcionamiento energías renovables, en la línea de cambio del modelo energético que, desde la Generalitat, se está impulsando, según justifica el ejecutivo valenciano.

Estos proyectos, vinculados a parques fotovoltaicos destinados al autoconsumo eléctrico, necesitan habilitar superficies importantes que es necesario adquirir, han señalado desde el Consell.

En este sentido, se considera que los Proyectos Territoriales Estratégicos (PTE) son "la figura idónea para proyectos industriales de elevada calificación y efectos multiplicadores para el conjunto de la estructura económica valenciana".

Dada la situación económica, energética y geopolítica, así como la necesidad de fomentar y agilizar la implantación en la Comunitat Valenciana de proyectos de estas características, se modificó con urgencia la legislación vigente con el fin de facilitar su implantación y situar el territorio valenciano en una posición de mayor competitividad, especialmente en la atracción de inversiones externas.

Desde el Consell se indica que "la implantación de este tipo de actividades requiere una importante fuente de energía, y la situación de emergencia energética que ha originado la invasión de Ucrania, hace necesario modificar con carácter urgente la legislación para que los proyectos de implantación de fuentes de energía renovable vinculados a proyectos territoriales estratégicos disfruten de las mismas condiciones que estos proyectos".

"En caso contrario, se podría dar la situación de insuficiencia de suministro de energía para estas actuaciones que generan un impacto favorable sobre el territorio, la ocupación y la economía de la Comunitat Valenciana".

La plena disponibilidad del suelo necesario para la ubicación de las plantas fotovoltaicas relacionadas con estos proyectos estratégicos implica, también, proyectos que suponen inversiones de interés estratégico para la Comunitat Valenciana y actuaciones declaradas de prioridad energética, según el Consell.

Por todo ello, se insiste en que "la declaración, por ley, de la utilidad pública de los terrenos necesarios para instalar plantas generadoras de energía renovable vinculada a los proyectos estratégicos podrá permitir su viabilidad".