EFEOrihuela (Alicante)

El pleno del Consell ha aprobado las primeras ayudas directas a ayuntamientos y particulares para paliar los daños provocados por la gota fría que la semana pasada afectó a la Comunitat Valenciana, por un valor global de 23,5 millones de euros.

Según ha informado la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, el pleno, celebrado esta semana en Orihuela (Alicante) por ser "prácticamente la zona cero" del temporal, ha iniciado las actuaciones para paliar los daños producidos por el temporal de lluvias torrenciales ocurrido entre los días 11 y 14 de septiembre.

Se ha aprobado un primer decreto de ayudas de 13,5 millones destinado a paliar la pérdida de bienes de primera necesidad de las personas físicas.

El objetivo de estas ayudas, que podrán solicitarse en el plazo de quince días hábiles a partir de su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV), es cubrir "las necesidades más básicas" de aquellas personas que lo han pedido todo como consecuencia del temporal.

El máximo a percibir será de 4.500 euros por vivienda, aunque el Consell anticipará de forma inmediata 1.500 euros, con el fin de que las personas afectadas pueda reponer "lo más básico", como puede ser ropa, ropa de cama o enseres de cocina, y, según Oltra, esta ayuda será compatible con las compensaciones del seguro.

La persona solicitante deberá aportar el título jurídico que le habilita para hacer uso de la vivienda; declaración responsable del domicilio exacto de la vivienda afectada; declaración de conformidad con estas bases reguladoras, así como un modelo de domiciliación bancaria cumplimentado y firmado.

Tras las verificaciones pertinentes, el personal técnico habilitado elaborará la tasación pericial de los daños ocasionados en el mobiliario o enseres a fin de proceder a la determinación del importe total de la subvención.

El Consell ha aprobado un segundo decreto, dotado con 10 millones, destinado a los ayuntamientos afectados por el temporal para cubrir los gastos extraordinarios derivados de las labores de ayuda y reconstrucción llevadas a cabo durante el episodio de la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA).

Dada la intensidad del temporal, su extensión en determinadas comarcas de las provincias de Valencia y Alicante y los efectos catastróficos que provocó, el Consell considera justificado el otorgamiento de las ayudas en régimen de concesión directa.

En la provincia de Alicante podrán beneficiarse de las subvenciones los ayuntamientos de Algorfa, Almoradí, Benejúzar, Benferri, Bigastro, Callosa de Segura, Catral, Cox, Daya Nueva, Daya Vieja, Dolores, Formentera del Segura, Granja de Rocamora, Guardamar del Segura, Jacarilla, Los Montesinos, Orihuela, Pilar de la Horadada, Rafal, Redován, Rojales, San Fulgencio, San Isidro, San Miguel de Salinas, Torrevieja, Crevillent y Villena.

En la provincia de Valencia, los municipios que podrán acogerse a este decreto son La Font de la Figuera, Moixent, Agullent, Aielo de Malferit, Albaida, Atzeneta d'Albaida, Bellús, Beniatjar, Benigànim, Bocairent, Castelló de Rugat, Fontanar dels Alforins, La Pobla del Duc, Llutxent, L'Olleria y Ontinyent.

Los ayuntamientos interesados tendrán que presentar una declaración certificada expedida por la Secretaría o la Intervención municipal, en un plazo de quince días desde el día siguiente de la publicación del decreto en el DOGV, de los gastos extraordinarios que haya tenido que acometer durante el episodio de emergencias.

Posteriormente, habrá otro plazo de 45 días para que los municipios presenten las estimaciones de los daños ocasionados ante la Subdirección General de Emergencias.

El Consell ha instado también al Gobierno a la declaración de los municipios afectados como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil (lo que antes se conocía como zona catastrófica) y a la tramitación de subvenciones para la atención de necesidades derivadas de esta declaración.

Se pide además, la solicitud de activación del fondo de solidaridad de la Unión Europea para catástrofes naturales graves.

El Consell pondrá en marcha un plan de choque para la recuperación de la Vega Baja y demás comarcas afectadas por el temporal, que incluye ayudas a particulares cuyas viviendas o vehículos se hayan visto dañados por el temporal, medidas de apoyo a personas que desarrollen una actividad económica, y un plan de empleo extraordinario.

La vicepresidenta ha explicado de que las zonas afectadas por esta gota fría van volviendo poco a poco a la normalidad, aunque 3.000 alumnos siguen todavía sin poder asistir a clase y quedan nueve carreteras cortadas, mientras continúa cerrado un centro para personas con discapacidad.

Oltra ha asegurado que estas son las primeras acciones por ser las más urgentes, pero ha dicho que habrá más medidas de ayuda las próximas semana, al tiempo que ha indicado que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) cuenta con una linea de crédito a interés cero para empresas afectadas por el temporal.