EFEValència

El pleno del Consell ha aprobado este viernes los decretos por los cuales se adaptan las ofertas de empleo público aprobadas y pendientes a las previsiones de la ley de reducción de temporalidad y que contemplan, en total, una oferta cercana a las 22.800 plazas.

En Educación se ofrecen 7.555 plazas para la estabilización por concurso de méritos y 1.597 por concurso-oposición; en Sanidad 9.736 para la estabilización y 116 por concurso; y en Justicia 3.088 para estabilización y otras 739 para promoción interna por concurso-oposición.

Este proceso es independiente a las oposiciones ordinarias -donde se convocan plazas de nueva creación o reposición de jubilaciones- y deberá estar publicado ante de diciembre de 2022 y finalizado antes de diciembre de 2024.

En el ámbito de Justicia y Administración Pública, gracias a esta oferta extraordinaria y los procesos que ya hay en marcha se conseguirá estabilizar 8.578 plazas.

Conforme a la normativa básica estatal, se establece la modalidad de concurso-oposición para plazas ocupadas de forma temporal e ininterrumpidamente al menos en los 3 años anteriores al 31 de diciembre de 2020 (es decir para los interinos de 3 a 5 años) y excepcionalmente el sistema de concurso cuando estas plazas hayan sido ocupadas temporalmente de forma ininterrumpida con anterioridad al 1 de enero de 2016 (es decir, para los interinos de más de cinco años).

Además, la Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública ha aprobado este viernes también la oferta de empleo público ordinaria para este año de 151 plazas, de las cuales 143 son estatutarias y 8 plazas de funcionariado de gestión sanitaria.

"En resumen, el gobierno del Botánico, con el fin de acabar con la precariedad y el alta tasa de temporalidad que existe en la administración valenciana, ha aprobado una oferta de empleo histórica con el objetivo final de situar la tasa de temporalidad estructural por debajo del 8 %", ha apuntado Mónica Oltra en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell.

Esta medida no cuenta con el aval de la mayoría sindical, ya que UGT, CSIF e Intersindical han votado en contra por entender que las plazas no son suficientes, y solo CCOO la ha apoyado.

Oltra ha explicado que esta gran cantidad de oferta de empleo público viene propiciada por las medidas estatales orientadas a la reducción de la temporalidad y ha admitido que actualmente esa tasa es muy elevada en España y en la Comunitat Valenciana.

"Esto es así porque en el pasado, durante la época del PP, no se convocaban oposiciones. En el Instituto Valenciano de Servicios Sociales me encontré con una relación de puestos de trabajo de 2003, con personal que ha estado trabajando diez años o más sin que pudiese presentarse a una oposición. Ahora la nueva ley permite estabilizar estos puestos con un concurso de méritos", ha concluido.