EFEValència

La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, ha asegurado que si la jurisdicción penal archivara las denuncias de supuestas irregularidades en las subvenciones a empresas del hermano del president de la Generalitat, el Gobierno valenciano podría abrir una investigación administrativa.

Oltra ha recordado, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, que las denuncias interpuestas por el PP están siendo investigadas por la justicia y que si la jurisdicción penal las archivara porque no ve indicios de delito, "la Administración podría hacer un plan de control específico" por si hubiera alguna irregularidad administrativa.

"Hasta que no acabe la parte judicializada -ha precisado-, la Administración tiene la obligación de trasladar toda la información que le pida la autoridad judicial pertinente".

En caso de que las denuncias sean archivadas, "la Administración puede actuar por la vía administrativa" pero son "momentos diferentes", ha indicado.

Oltra ha recordado que la responsabilidad del Consell es "velar" por el buen funcionamiento de la Administración pública, que se aplica a sus políticas y a las subvenciones que se otorgan.

En relación a la queja presentada por una particular ante la Generalitat sobre supuestas irregularidades en la concesión de las ayudas para el fomento del valenciano, la vicepresidenta ha informado de que la Conselleria de Educación activó un plan de control específico de esas subvenciones, al margen del aleatorio que lleva a cabo de forma habitual.

Ha señalado asimismo que esa investigación "está a punto de concluir" y una vez se presenten las conclusiones, la Generalitat "actuará en consecuencia".