EFEValència

La Generalitat Valenciana, a través del secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, ha manifestado que los datos de paro del mes de mayo revelan que algunos sectores económicos han empezado a "reactivarse", mientras que la patronal valenciana ha considerado que estas cifras "comienzan a mostrar un punto de inflexión en términos intermensuales".

Según las cifras hechas públicas hoy, el paro en la Comunitat Valenciana ha vuelto a subir en mayo y se sitúa ya en 440.517 desempleados, mientras la afiliación a la Seguridad Social ha caído en 91.101 personas en el último año.

El paro registrado en la Comunitat Valenciana subió en mayo en 575 personas, un 0,1 por ciento más que en abril, con lo que la cifra total de desempleados se situó en 440.517, mientras que en términos interanuales aumentó en 84.120 personas, un 23,60 % más.

Según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, durante el segundo mes completo del estado de alarma por el coronavirus, el paro subió en Castellón (607 personas más, un 1,30 %) y Valencia (293 personas, un 0,14 %), mientras que descendió en Alicante (325 personas menos, -0,18 %).

La Comunitat Valenciana ha sido la octava Comunidad autónoma con mayor incremento del paro en términos absolutos, por detrás de Cataluña, Madrid, Canarias, Castilla y León, País Vasco, Baleares y Navarra.

El secretario autonómico de Empleo ha valorado el hecho de que el paro suba "sensiblemente menos" que la media estatal (0.13 contra 0.69 %).

"Estos datos -ha señalado- a pesar de que continúan agravando ligeramente el dramático impacto de la COVID-19, parecen mostrar la llegada a cierto techo de destrucción de ocupación". En este sentido, ha señalado que "es significativo que algunos sectores, como la construcción o la industria, han empezado a reactivarse y han reducido el paro". (Industria -0.98 % y construcción -6.68 %).

Por el contrario, el portavoz de Empleo del PP, Juan Carlos Caballero, ha lamentado que mientras Ximo Puig “sólo se preocupa del marketing, el tsunami de la crisis se está llevando el empleo de cientos de miles de valencianos. Ya son 100.000 los puestos de trabajo destruidos desde febrero”.

El portavoz popular ha recordado que, además, "en estos momentos hay más de 300.000 trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo, de los cuales algo más de 40.000 no han cobrado todavía la prestación".

“La estrategia de Pedro Sánchez y de Ximo Puig con el objetivo de silenciar el dolor y ocultar la nefasta gestión sanitaria que ha agravado las cifras de contagios, fallecidos y empleos destruidos, sólo nos conduce a perseverar en el error”, ha subrayado.

El diputado de Ciudadanos (Cs) en Les Corts Tony Woodward ha señalado que “las políticas de empleo llevadas a cabo por el Botànic solo sirven para continuar con la precariedad laboral en el sector público y privado de la Comunitat Valenciana” y ha agregado que "las pésimas condiciones laborales sigan siendo un mal endémico en el empleo valenciano”.

La patronal autonómica CEV cree que los datos del paro de mayo "reflejan en gran parte la severidad de los efectos de la COVID-19 sobre la actividad y el empleo, pero comienzan a mostrar un punto de inflexión en términos intermensuales. En términos interanuales, el paro sigue avanzando".

Asimismo, indica que "debe tenerse en cuenta que el mes de mayo de 2020 es el segundo mes completo en el que la actividad y el empleo han estado sometidos a los efectos de la pandemia y permiten, por tanto, un análisis intermensual sobre información homogénea".

Recuerdan que "las personas afectadas por los ERTE no están incorporadas en los datos de paro y de afiliación a la Seguridad Social", pese a lo cual "en tasa mensual se denota un punto de inflexión a partir del menor avance del paro en las provincias de Castellón y Valencia, y la bajada del paro en la provincia de Alicante" y "también se visualiza un punto de inflexión en la contratación".

En opinión de UGT estas últimas cifras del paro "revelan la ralentización del ritmo de destrucción de empleo debido a la reactivación de los sectores productivos; y presentan una tendencia a la recuperación".

Para CCOO, el hecho de que "se hayan establecido medidas de protección del empleo con respecto a los ERTE, ha amortiguado el impacto de la crisis sanitaria. Si no se hubiera flexibilizado para las empresas y protegido a las personas trabajadoras, estaríamos hablando de miles y miles de personas más en desempleo”, explica Ana García, secretaria de Empleo de CCOO PV, que aboga por extender estas medidas más allá del 30 de junio “en aquellos sectores en los que sea necesario, evitando así que un impacto mayor en cuanto a destrucción de empleo”.

Por último, el sindicato CSIF ha pedido al Consell que lleve a cabo "una reconstrucción económica efectiva que se traduzca en medidas que impulsen la creación de puestos de trabajo" y cree que "el dato de mayo, que arroja 575 desempleados más que el mes anterior, puede ser la punta del iceberg de una mayor destrucción de empleo".