EFEValència

El PP va a aportar al juzgado que instruye la causa sobre la actuación de la Conselleria de Igualdad sobre los abusos sexuales a una menor por el exmarido de Mónica Oltra dos instrucciones de esa Conselleria que, según este partido, obligaban a denunciar a la Fiscalía el abuso en el momento de conocerlo, pero no se hizo.

Así lo ha señalado en los pasillos de Les Corts la síndica del PP, María José Catalá, quien ha explicado que su partido no descarta personarse en este caso como acusación popular, algo que en todo caso harían no como "un paso efectista ni con la intención de hacer política" sino para "hacer justicia", aunque para aportar documentos a la causa no es necesario estar personados.

Catalá ha explicado ha indicado que, a petición del grupo parlamentario popular, la Conselleria que dirige Mónica Oltra les ha remitido dos instrucciones, una de 2004 y otra de 2013, en las que se establecía el protocolo de actuación en caso de tener conocimiento de un caso de abuso a un menor.

Ha señalado que Oltra ha dicho varias veces en Les Corts que cuando llegó a la Conselleria "solo existía un correo electrónico" remitido a los centros de menores que aconsejaba que una denuncia de estas características se remitiera a la Fiscalía de menores, pero ahora "queda claro que sí que existían dos instrucciones que obligaban" a hacerlo, "cosa que no se produjo”.

La síndica popular ha acusado a Oltra de "mentir" en Les Corts, porque "sí que tenía una instrucción que obligaba a la Conselleria a comunicar a la fiscalía de menores cualquier denuncia de abusos a una menor", además de que la ley estatal del Menor también lo establece así.

A juicio de Oltra, en este caso de la menor tutelada abusada se sucedieron por parte de la Conselleria "una cadena de irresponsabilidades", dado que "existían protocolos e instrucciones que estuvieron en vigor hasta la que se emitió en 2020".

Esas instrucciones, según Catalá, "recogen negro sobre blanco la obligación de comunicar cualquier denuncia a la Fiscalía de menores", pero cuando la dirección territorial tuvo conocimiento de la denuncia "no cumplió con su obligación y no lo comunicó a la dirección general ni a la Fiscalía de menores".

A juicio de Catalá, esta es una información "muy relevante que tiene que conocer el juzgado" que instruye la causa sobre cómo procedió la Conselleria en el momento en el que conoció el abuso en concreto, ya que "acredita que la vicepresidenta Oltra se saltó dos instrucciones y la ley del Menor".

La síndica del PP ha considerado que esta documentación es "un pilar fundamental para argumentar cómo se resolvió el proceso en el momento en que la Conselleria y la vicepresidenta fueron conocedores del suceso, en el que se hizo una investigación paralela y no se comunicó a la fiscalía. Esto deja claro la irresponsabilidad y la mala praxis en este caso".