EFEValència

La presidenta del PP en la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, ha recriminado este lunes al president de la Generalitat, Ximo Puig, que hable con "los insurrectos" que lo que quieren es "romper la convivencia" mientras "envía a la líder de la oposición a los corrales".

Bonig, en declaraciones a los periodistas en los pasillos de Les Corts, ha lamentado que el líder de los socialistas valencianos esté "más cerca" de las tesis de su homólogo del PSC, Miquel Iceta, del "socialismo pragmático, el quiere mantener el poder del señor Sánchez a toda costa y le da igual romper cuarenta años de convivencia".

La líder del PPCV ha hecho estas declaraciones con motivo de la reunión que Puig tiene previsto mantener esta tarde en Barcelona con Iceta, antes de asistir a la entrega de los premios de la patronal empresarial catalana Foment del Treball.

La presidenta del PPCV ha recordado que en 2016 tendió la mano a Puig para que "estuviera libre de los nacionalismos y de los podemistas", pero la "ignoró" y ahora quiera hablar "con los insurrectos, con los que quieren romper la convivencia".

Así, ha pedido al president de la Generalitat que aclare si "con tal de mantener el poder está dispuesto a negociar o pactar cualquier cosa y romper la soberanía nacional que es la que permite la igualdad de todos los españoles".

Bonig ha criticado asimismo que el líder de los socialistas valencianos hable de "desfronterizar la política" y de "diálogo y negociación" en Cataluña, y le ha instado a responder "con quién y para qué".

Preguntada sobre cuál es la postura del PPCV respecto a la del presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, que defiende un gran acuerdo del PSOE con los populares en el Gobierno de España, Bonig ha señalado que entiende esta postura pero ha advertido de que "es muy difícil pactar con este Partido Socialista".

"Los pactos me parecen bien pero desde luego el PSOE es el que se tiene que retratar", ha precisado, así como "aclarar" por qué el líder del PSOE, Pedro Sánchez, no respondió a la llamada de Pablo Casado la noche electoral.

A juicio de Bonig, el PSOE "primero tendría que reaccionar" y no se puede ofrecer un pacto "gratuitamente", ya que "Sánchez ha demostrado a quién quiere y lo decidió en 24 horas".