EFEValència

El vertedero de Dos Aguas (Valencia) será inspeccionado a partir de mañana en busca del cuerpo de Marta Calvo, la joven cuya pista se perdió el pasado 7 de noviembre en Manuel (Valencia) y cuyo cuerpo pudo ser descuartizado, de acuerdo a la versión del autor confeso del crimen.

Según han informado a EFE fuentes de la Entidad Metropolitana para el Tratamiento de Residuos, responsables de la investigación han acudido este miércoles a las instalaciones del vertedero para preparar el dispositivo de búsqueda, que empezará mañana jueves.

Estas pesquisas policiales tiene su origen en el relato del autor confeso del crimen de Marta Calvo, Jorge Ignacio P., de 38 años, que confesó haber descuartizado a la víctima y haber arrojado los restos a varios contenedores de basura.

La Guardia Civil ya buscó en la planta de reciclaje de Guadassuar (Valencia), donde van a parar los restos urbanos de varias localidades de la comarca de La Ribera como Manuel, donde desapareció la víctima, o el vecino municipio de Carcaixent, donde se entregó el acusado.

Los responsables de estas instalaciones de Guadassuar explicaron que consideraban prácticamente imposible que los restos humanos no hubiesen sido detectados, porque "cualquier pieza mayor de nueve centímetros se detecta" y es muy frecuente que en los restos de basura se encuentren patos, conejos u otros animales pequeños, que se separan de la cadena de reciclaje.

Tras permanecer parada apenas una hora, mientras la policía judicial de la Guardia Civil se entrevistaba con los responsables de esta planta de Guadassuar, se retomó la actividad con normalidad.

Las pesquisas se centrarán ahora en el vertedero de Dos Aguas, unas instalaciones con capacidad para más de cinco millones de metros cúbicos, que reciben cerca de medio millón de toneladas de residuos urbanos al año procedentes de 45 municipios del área metropolitana de València.