EFEValència

Miembros del Consell, encabezados por el president de la Generalitat, Ximo Puig, y de otras instituciones han mostrado su repulsa por el último asesinato machista ocurrido en esta la Comunitat Valenciana y han pedido disculpas públicamente a la víctima "por no haber estado a altura como sociedad y como administraciones públicas".

Puig, acompañado por sus dos vicepresidentes y por varios de sus consellers, así como por la ministra Transportes, Raquel Sánchez, y la nueva delegada del Gobierno, Pilar Bernabé, entre otros cargos públicos, ha presidido ante el Palau de la Generalitat tres minutos de silencio para condenar el asesinato machista de Amparo Montalvà.

El asesinato de este mujer de 52 años el pasado 7 de junio en Alzira (Valencia) ha sido ahora confirmado como víctima de la violencia machista.

La nueva vicepresidenta del Consell, Aitana Mas, ha mostrado el pésame, la estima y el apoyo de la sociedad valenciana a la familia de Amparo, y ha condenado "de manera firme, una vez más, su asesinato machista".

Ha destacado que Amparo, que era madre de dos hijos mayores de edad, "tenía todo el derecho del mundo a ser y vivir de manera libre, a ser feliz, y a vivir como y con quien ella quisiera".

Por eso, ha instado a hacer "una reflexión profunda", pues, según ha dicho, "necesitamos una sociedad basada en la estima, el respeto la igualdad, la lucha contra la discriminación contra las mujeres, y en la lucha contra la posesión afectiva, donde no quepa la violencia".

"Hoy más que nunca hemos de reivindicar la unidad de acción de las fuerzas políticas y también de la sociedad valenciana para estar en contra de esta violencia machista", ha reivindicado Mas, quien ha mostrado el apoyo y afecto a la familia y amistades de Amparo, y ha pedido "disculpas por no haber estado a altura como sociedad y como administraciones públicas". E