EFEMadrid

La confianza de los empresarios de cara al primer trimestre de este año ha moderado su incremento, al subir un 3,6 % frente al 10,5 % del cuarto trimestre de 2020, tras el desplome hasta marcar mínimo histórico por la crisis del COVID-19, y es en la Comunitat Valenciana donde esa confianza está más elevada.

Según el índice de confianza empresarial armonizado (ICEA) publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la diferencia entre el porcentaje de respuestas favorables y desfavorables, denominada balance de expectativas, se sitúa en -36,5 puntos.

Esto se debe a que el 8,6 % de los gestores de establecimientos empresariales considera que la marcha de su negocio será favorable en el primer trimestre de 2021, mientras que el 45,1 % opina que será desfavorable y el 46,3 % restante cree que será normal.

Respecto al cuarto trimestre de 2020, el 12,4 % de los empresarios ha tenido una opinión favorable sobre la marcha de su negocio, mientras que el 44,4 % ha opinado de forma desfavorable y el 43,2 % no se decanta, lo que deja un balance de situación de -32 puntos, una cifra que mejora las expectativas de -41,3 puntos lanzadas a comienzos de ese periodo.

La confianza mejora de cara al primer trimestre de este año entre los empresarios de la industria (7,1 %), los otros servicios (4,6 %), la construcción (3,1 %) y el comercio (3,1 %), mientras que empeora entre los del transporte y hostelería (0,5 %).

Por regiones, el optimismo empresarial es superior en el País Vasco (7,9 %), Comunitat Valenciana (7,6 %) y Madrid (7,4 %), mientras que las únicas pesimistas de cara al futuro son Asturias (-2,3 %), Cantabria (-0,7 %) y Extremadura (-0,6 %).