EFEValència

La Generalitat Valenciana defenderá ante el Gobierno de España y la Unión Europea la ejecución de la conexión ferroviaria entre el Algarve y Huelva, una infraestructura que corresponde desarrollar a España y que permitiría conectar Portugal con el Corredor Mediterráneo.

Así lo ha afirmado el president de la Generalitat, Ximo Puig, tras reunirse con el ministro de Infraestructuras y Vivienda de Portugal, Pedro Nuno Santos, en el marco de la misión institucional y empresarial que lidera con el objetivo de incrementar la relación entre la Comunitat Valenciana y el país luso.

Puig ha destacado que faltan solo "cien kilómetros desde Algarve a Huelva para poder tener la conexión de todo el Corredor Mediterráneo", y ha considerado que la incorporación de Portugal a la reivindicación de esta infraestructura es "fundamental".

"Es otro país que se vincula a este proyecto europeo", ha destacado el president, quien se ha mostrado convencido de que habrá cooperación entre las comunidades autónomas del arco mediterráneo y el Gobierno de Portugal, y confía en convencer al Ejecutivo español y a la Unión Europea para que den el apoyo correspondiente.

En el encuentro ha participado también un representante de la empresa Stadler, con sede en Albuixech (Valencia), adjudicataria de un concurso de más de 100 millones de euros para modernizar el metro de Lisboa, e interesada en otros proyectos en el país.

Puig ha destacado el reconocimiento que esta empresa tiene por parte del Gobierno de Portugal, y ha señalado que la Generalitat acompaña a las empresas valencianas para que puedan optar a estos concursos desde la competencia y en igualdad de condiciones, facilitar el diálogo y mostrar la capacidad de la industria valenciana.

En la reunión han participado, además, los consellers de Hacienda, Arcadi España, y de Economía, Rafa Climent, así como los presidentes de la patronal valenciana CEV, Salvador Navarro, y de la Cámara de Comercio, José Vicente Morata.