EFEValència

El secretario autonómico de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat Valenciana, José María Ángel, ha informado esta tarde de que la evolución del incendio forestal de Venta del Moro (Valencia) sigue siendo favorable y mañana podría darse por estabilizado.

Ángel ha indicado, tras la reunión de coordinación en el Puesto de Mando Avanzado (PMA) situado en la pedanía de Casas de Moya, que el cambio climatológico que se esperaba esta tarde -rachas fuertes de viento de Levante- no ha afectado al incendio, aunque se sigue actuando en la "huella" de la zona calcinada.

Según ha indicado, esta tarde ha soplado un viento que "ha dado algún dolor de cabeza" a los equipos de extinción, y el avión de guardia ha hecho descargas selectivas en algunas zonas donde se han visto ramas y árboles con humo.

La previsión es que esta noche, ha precisado Ángel, haya una carga de humedad que favorecerá la consolidación de la buen evolución del incendio, que ya no tiene llama pero todavía no ha sido dado por estabilizado.

El secretario autonómico de Emergencias ha informado asimismo de que mañana, a las 10.00 horas, se convocará una nueva reunión en el PMA para analizar la situación del incendio.

La previsión, ha añadido, es "muy favorable" y está "en el umbral" de darlo por estabilizado a lo largo de este jueves.

Por otro lado, ha señalado que la Generalitat pedirá al Gobierno central la retirada de los efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) de las labores de extinción, al considerar que los recursos de la Comunitat Valenciana son suficientes para continuar los trabajos.

El incendio ha quemado unas 1.300 hectáreas, algo más de un millar dentro del parque natural, pero no ha alcanzado a las Hoces del Cabriel, según ha informado esta tarde la consellera de Interior en la Comunitat Valenciana, Gabriela Bravo.