EFEValència

La madre de Marta Calvo, Marisol Burón, ha lamentado entre sollozos, tras escuchar este miércoles la declaración del acusado de la desaparición de su hija y supuesto asesino de otras dos jóvenes, Jorge Ignacio Palma, que se va a su casa con el dolor de no saber dónde está su hija.

Burón ha atendido a los medios de comunicación que han seguido la vista este miércoles con la declaración ante el Tribunal del Jurado de Jorge Ignacio Palma entre lágrimas y muy afectada por las manifestaciones realizadas por el acusado, quien ha asegurado que nunca ha tenido intención de hacer daño ni matar, y ha afirmado que pensó en suicidarse.

Palma también ha puesto en duda algunos aspectos expuestos durante el juicio por los expertos, y ha reiterado que desmembró el cuerpo de Marta Calvo y lo tiró en bolsas a dos contenedores de Alzira y uno de Silla, en Valencia, pero no la mató.

"¿Por qué miente, cuando fui le dije que era la madre de Marta Calvo y él dice que pensó que era una madame? Todo es mentira", ha señalado Burón, para agregar que lo peor de todo es que sigue sin saber dónde está el cuerpo de su hija.

Burón se ha preguntado cómo el supuesto asesino puede cuestionar lo que dice la Guardia Civil, los forenses y los criminólogos y decir que han falseado los informes, y ha indicado que estos son personas expertas con una media de 40 años de experiencia.

Finalmente, la madre de la joven de 25 años que supuestamente murió en la casa de Manuel (Valencia) tras mantener una cita con el acusado, ha dicho de este que es un cobarde y se ha preguntado por qué no se suicidó antes de matar a las tres chicas, en alusión a las ideas suicidas que ha manifestado haber tenido Palma desde que Marta Calvo murió hasta que se entregó a la Guardia Civil.