EFEValènia

La Oficina de Denuncias Especializada en Violencia de Género de la Comunitat Valenciana ha atendido, en lo que va de año, a 762 mujeres, de las cuales 478 interpusieron la correspondiente denuncia ante los tribunales con la asistencia de los profesionales del centro.

Además, las policías especializadas, pertenecientes a la Unidad Adscrita, practicaron 27 detenciones e identificaron a 477 presuntos agresores, según ha destacado este jueves la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo.

La consellera ha hecho este balance en el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer declarado por la ONU en 1999, en conmemoración del asesinato de las tres hermanas Mirabal en la República Dominicana en 1960, según la Generalitat.

Bravo ha detallado que el aumento de mujeres atendidas hasta el pasado 15 de noviembre respecto a todo 2020 ha aumentado en un 40 %, al pasar de las 545 mujeres asistidas en el centro ubicado en la Ciudad de la Justicia de València el año pasado a las 762 de este año.

De estos casos, en un total de 165 había menores convivientes en riesgo, por lo que se solicitaron un total de 89 órdenes de protección a la Fiscalía para ellos, que se suman a las 324 que se pidieron para ellas, de las cuales los jueces concedieron 187.

La Oficina funciona los 365 días del año y está integrada por un equipo de 16 miembros de la Policía de la Generalitat, compuesto por una inspectora-jefe, una subinspectora, dos oficiales y doce policías con el apoyo de las psicólogas y trabajadoras sociales.

"Lo que empezó siendo un proyecto piloto fruto de la colaboración entre la Conselleria de Justicia y el Ministerio del Interior ya es un referente en la lucha contra la Violencia de Género que ha conseguido ayudar a más de 1.300 mujeres desde que abrió sus puertas en abril de 2019", ha destacado Bravo.

De ellas, ha añadido, "más de la mitad presentó la correspondiente denuncia que ha permitido que les ayudemos a salir del infierno".

La consellera ha destacado que la Oficina es un referente en la lucha contra el terrorismo machista porque "garantiza la atención multidisciplinar a las afectadas, se encuentra en sede judicial para facilitar el acceso a todos los estamentos jurídicos y la abogacía especializada, y ofrece un espacio seguro y tranquilo para las mujeres y sus hijos".

Además, ha destacado que la labor de la Oficina "no termina tras la aplicación de los procedimientos", sino que continúa mediante "la elaboración de un plan individualizado de asistencia, seguimiento y acompañamiento a la víctima durante todo el proceso judicial para ayudarle en su búsqueda de recuperación y de reparación del daño que ha sufrido".