EFEValència

La patronal Confecomerç CV espera un aumento de las ventas del 3 % en la campaña de rebajas de verano respecto a las del año pasado, si bien advierte de que se ha descontextualizado este concepto desde la liberalización de estos periodos.

El comercio arrancará la campaña con descuentos de hasta el 50 %, que pueden llegar hasta el 70 y 80 % al final de la temporada.

Los comercios intensificarán su actividad y reforzarán sus plantillas ante "la temporada por excelencia de los descuentos", y un gran número de ellos ya ha iniciado las rebajas, por lo que se espera una actividad "fuerte e intensa" durante este fin de semana, que se prolongará durante las primeras semanas de julio.

Se prevé que el gasto por tipo de producto mayoritariamente sea en equipamiento personal (ropa, calzado, complementos), electrónica, pequeño electrodoméstico, así como en hogar, menaje y decoración, según indica en un comunicado.

La Confederación reclama una revisión de la normativa para regular de forma más efectiva este período, que desde su liberalización en el año 2012 se ha convertido, a su juicio, en una continua "proliferación de descuentos" que se prolonga a lo largo de todo el año, de manera que "resta impacto y repercusión a una de las temporadas más importantes de ventas para el sector".

El presidente de Confecomerç CV, Rafael Torres, ha manifestado que la campaña de rebajas "ha perdido fuelle", por lo que se debe revitalizar "uno de los períodos por excelencia del comercio, delimitando los diferentes períodos, ordenando el calendario marcado por las diferentes temporadas, evitando así la confusión y ambigüedad al consumidor".

Torres ha señalado que el sector está pendiente de que en breve se constituya el Gobierno para que se pueda reactivar la mesa de regulación de los períodos de rebajas con el fin de analizar esta cuestión y de que se adopten soluciones al respecto.