EFEValència

La tasa de criminalidad registrada en la Comunitat Valenciana entre enero y septiembre es la más baja desde 2009, con 40 infracciones penales por cada mil habitantes, según ha afirmado la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero.

La criminalidad sigue bajando por la pandemia y las restricciones a la movilidad y en los nueve primeros meses del año las infracciones penales (delitos y faltas) han caído un 18,5 % en relación al mismo periodo del año pasado en la Comunitat Valenciana, según los datos publicados este jueves por el Ministerio del Interior.

Estos datos confirman la tasa de criminalidad más baja de toda la serie histórica con un descenso del 32,1 % respecto a 2009, cuando llegó a 58,9 infracciones penales por cada mil habitantes.

El número de efectivos de Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía en el territorio valenciano se sitúa en 14.008 agentes, un 4,3 % más en relación a finales del año pasado, después de un descenso continuado entre 2013 y 2017 (de 13.877 a 13.090), según ha informado la Delegación del Gobierno.

El porcentaje de infracciones penales esclarecidas en la Comunitat Valenciana entre enero y septiembre de este año ha aumentado hasta situarse en el 41,3 %, el más bajo desde el año 2009 cuando se situaba en el 28,9 %.

Por otra parte, la tasa de detenidos e investigados por cada 1.000 infracciones penales entre enero y septiembre de este año se sitúa en 240, la mejor tasa desde 2014 cuando se situaba en una cifra de 242. De hecho, es la tercera mejor tasa del periodo comprendido entre 2009 y 2020, solo mejorada por los años 2013 y 2014 cuando el índice se situó en 244 y 242 respectivamente.

Los cuatro bloques de los principales tipos de delitos cometidos entre enero y septiembre de este año bajan respecto al mismo periodo del año pasado un 24,9 %. Así, los delitos contra la vida la integridad y libertad de las personas bajan un 2,9 %; los delitos contra el patrimonio (la categoría en la que se cometen la mayoría de delitos) un 21,3 %; los daños un 21,2 %; y los hurtos un 40 %. EFE

im/jfg