EFEValència

La vacunación contra el coronavirus cumple este sábado dos meses desde su inicio, un periodo en el que se ha conseguido inmunizar ya al 2 por ciento de la población de la Comunitat Valenciana, pues ya son más de 100.000 los valencianos que han recibido las dos dosis.

Desde que el pasado 27 de diciembre Batiste Martí, un interno de 81 años de una residencia de ancianos de Rafelbunyol (Valencia), fuera el primer valenciano en recibir la vacuna, se han inoculado en la Comunitat Valenciana un total de 315.063 dosis, y ya han recibido las dos que permiten estar inmunizados 102.132 personas.

Tras comenzar por los grupos de población más vulnerables o más expuestos al coronavirus, se espera que el 1 de abril se pueda iniciar la vacunación masiva por edades en 161 municipios de la Comunitat Valenciana, entre ellos grandes espacios como la Ciudad de las Artes de València, la Ciudad de la Luz de Alicante, el Palacio de Congresos de Castelló y la Institución Ferial Alicantina, en Elche.

El plan de vacunación comenzó por los internos y el personal sociosanitario de las residencias de ancianos y de personas con diversidad funcional: primero las libres de covid-19, seguidas de las que no hubieran registrado casos en los últimos 90 días, las que no tuvieran casos activos en ese momento y finalmente el resto.

El 8 de enero comenzó la vacunación del personal sanitario de primera línea, tanto en atención primaria como en hospitalaria, mientras se continuaba con la vacunación de usuarios y trabajadores de las residencias, y se empezó a distribuir vacunas a centros sanitarios privados.

El 17 de enero comenzó a inocularse la segunda dosis de la vacuna en las residencias, y el 13 de febrero se informó de que ya habían recibido la vacuna todos los centros de tercera edad y de diversidad funcional, bien en primer dosis, bien con la pauta completada.

Así, el 95 % de las personas internas y empleadas en estos centros había recibido para entonces al menos una dosis, y el 61,8 % de los residentes y de la plantilla (13.866 trabajadores y 17.748 residentes) estaba ya plenamente inmunizados contra la covid al haber recibido las dos.

El 5 % que quedaba pendiente correspondía a personas contagiadas, hospitalizadas, que habían estado en cuarentena, aislamiento o eran nuevas incorporaciones laborales o residenciales: 2.530 internos y 24 trabajadores, que se empezaron a vacunar a mediados de febrero.

De hecho, con 44.945 dosis de vacunas inoculadas para entonces a residentes y 39.515 dosis a los trabajadores de las residencias de mayores, se constató una reducción del 64 % en un mes en el número de contagios entre residentes y trabajadores.

También a mediados de febrero comenzó la vacunación de las 25.000 personas grandes dependientes no institucionalizadas y de las personas mayores de 90 años, junto a la de los profesionales de la odontología, higiene dental y otro personal sanitario que atiende a pacientes sin mascarilla y durante un tiempo superior a 15 minutos.

Esta última semana de febrero ha comenzado la vacunación de las personas mayores de 80 años, así como de los grandes dependientes no institucionalizados (personas con necesidad de intensas medidas de apoyo y que viven en sus casas).

La Comunitat cuenta con más de 30.000 personas mayores de 80 años que viven en sus casas, y que han empezado a ser vacunadas en el centro de Salud o en su domicilio, y de ellas unas 4.000 son personas dependientes no institucionalizadas.

Asimismo, se ha continuado con la inoculación de la primera dosis a los residentes que no han podido recibir todavía la primera por tener la infección activa o ser nuevos ingresos en estos centros, y con la incoluación de la segunda dosis a los sanitarios que recibieron la primera a comienzos de mes.

El proceso de vacunación se ha visto afectado en este tiempo por algunos retrasos en las entregas por parte de las farmacéuticas y por irregularidades como la inoculación de la vacuna a cargos públicos a quienes no les correspondía todavía recibirla.